BMW X5, nueva generación

Cambios de diseño, dimensiones ampliadas y tecnologías más innovadoras en el «jefe» de la familia X

BMW ya tiene listo el nuevo X5. «Patriarca» de la familia X y referencia del segmento todoterreno prémium, la última generación representa, por un lado, un paso adelante en esa apariencia imponente del modelo anterior pero con unos códigos de diseño actualizados que acentúan la robustez, y por otro, mayor amplitud del habitáculo por sus dimensiones ampliadas. Con tecnologías más innovadoras, el nuevo X5 se lanza en noviembre de este año.

La carrocería del último X5 crece ligeramente. La longitud aumenta 36 milímetros hasta una cifra de 4,922 metros, la anchura lo hace en 66 mm. hasta superar por poco los dos metros, la batalla es de 2,975 metros con una ganancia de 42 mm. y la altura es de 1,745 metros lo que supone un aumento de 19 mm. El respaldo del asiento trasero se puede plegar en configuración 40:20:40, y la capacidad del maletero es de 645 litros, ampliable a un máximo de 1.860 litros.

La característica línea en los flancos de la carrocería, que se eleva en la puerta trasera, es una nota clave de los diseñadores para actualizar el estilo del nuevo X5. Con unas acentuadas líneas diagonales que reflejan un aspecto musculoso en la parte posterior, junto al diseño tridimensional de los pilotos traseros, y otros detalles habituales como la gran parrilla de riñón en el frontal, superficies limpias y un capó muy esculpido, apuntan aún más al carácter deportivo.

X Line y M Sport

En el equipamiento, se ofrecerán dos niveles. La variante xLine se identifica por unas barras de rejilla en los riñones en aluminio mate, y bajos, raíles de techo y marco de las ventanas laterales en aluminio satinado. El M Sport lleva los bordes de los pasos de rueda y paragolpes, la parte inferior trasera y los faldones laterales pintados en color de la carrocería. De serie, las llantas de aleación son de 18 pulgadas, de 19 pulgadas en el xLine y de 20 pulgadas en el M Sport, con diseño de doble radio. Hay otras variantes de hasta 22 pulgadas en opción.

Para el interior, es novedad el acabado Vernasca para la tapicería estándar de cuero. Los asientos deportivos, calefactados, son regulables de forma eléctrica; en opción, se puede pedir función de masaje y ventilación. Los acabados xLine y M Sport ofrecen detalles específicos, más lujosos en el primer caso y más deportivos en el segundo como el volante deportivo, pedales específicos y reposapiés.

El confort en el habitáculo comprende el climatizador de cuatro zonas, que con el añadido del paquete Ambient Air ioniza el ambiente y despide una selección de hasta ocho fragancias. El techo de vidrio panorámico, cuya superficie traslúcida es un 30 % más grande que en el modelo predecesor, dispone de un sistema de led que ilumina más de 15.000 patrones gráficos para crear un «cuadro» que recuerda un cielo iluminado por estrellas.

Otros elementos para el equipamiento son un espectacular equipo de sonido envolvente Bowers & Wilkins Diamond con 20 altavoces y salida de 1.500 vatios y un sistema de entretenimiento para el asiento trasero con un par de pantallas táctiles full-HD de 10,2 pulgadas, un reproductor de DVD compatible con Bluray, dos puertos USB, un puerto HDMI y dos tomas de auriculares. Este sistema es parte del nuevo concepto para operar las funciones desde los asientos traseros.

Gama de motores

La gama de motores del nuevo BMW X5 abarca tres propulsores de seis cilindros en línea, uno gasolina y dos diésel. El modelo de acceso es el xDrive30d, un diésel de 3,0 litros con un solo turbo de geometría variable. La potencia máxima es de 265 CV, con una aceleración de 0 a 100 km/h de 6,5 segundos; el consumo medio parte desde 6,0 litros. Por su parte, el xDrive40i es un gasolina con 340 CV que acelera de cero a cien en 5,5 segundos y gasta 8,5 litros.

El más potente es el X5 M50d, con una mecánica diésel y cuatro turbocompresores para una entrega de potencia instantánea; todas las variantes de este modelo cumplirán con la normativa de emisiones EU6d-Temp. El rendimiento se debe a 400 CV con un par de 760 Nm pero con el hecho de que a tan solo 1.000 rpm ya se entregan más de 450 Nm. Todos los motores llevan una nueva versión de la caja de cambios automática Steptronic de ocho velocidades.

El nuevo BMW incorpora la última generación del sistema de tracción total xDrive. Un dispositivo que reparte la entrega de potencia entre las ruedas delanteras y traseras de un modo más eficiente, aunque con un modo de configuración de propulsión orientada al eje trasero, si se adopta un estilo deportivo. El bloqueo del diferencial trasero electrónico mejora el comportamiento y el paso por curva para el conductor más experimentado.

La suspensión M Adaptativa Professional, con estabilización de balanceo, en combinación con la dirección activa integral, proporcionan mayores cualidades de conducción. El sistema permitir una compensación rápida del movimiento de la carrocería al tomar una curva mientras que la dirección integral gira las ruedas traseras, ya sea en la misma dirección que las delanteras o en sentido contrario, según la velocidad del vehículo.

También se va a ofrece un sistema de suspensión neumática, con nivelación automática, con suministro de aire individual para cada rueda para un mayor equilibrio en el caso de una carga descompensada. Cuando el modo de conducción Sport se activa o la velocidad excede los 138 km/h, la altura del conjunto baja automáticamente 20 milímetros. El conductor también puede ajustar la distancia de la carrocería al suelo.

En cuanto a los sistemas de asistencia a la conducción, la oferta es ampliada en comparación con el X5 anterior, con nuevas funcionalidades que representan un paso más en el camino hacia la conducción autónoma. El equipamiento estándar comprende el control de crucero con función de frenado y advertencia de colisión, así como la alerta de peatones y también ciclistas.

En opción, el control de crucero activo con función Stop & Go es capaz de frenar el vehículo hasta detenerlo y reiniciar la marcha de nuevo automáticamente. El paquete Driving Assistant Professional contiene el asistente de dirección y de control de carril, incluido el asistente de atascos de tráfico, así como el asistente de mantenimiento de carril con protección activa de colisión lateral. Otro componente del sistema es la ayuda de evasión, que puede evitar colisiones repentinas con vehículos o peatones que aparecen en el camino del conductor.

Otra ventaja es la alerta de tráfico cruzado, junto a los sistemas de advertencia de colisión trasera, prioridad, dirección prohibida y cambio de carril también como parte del paquete Driving Assistant Professional. El asistente de parada de emergencia es un nuevo desarrollo para ser utilizado en situaciones donde el conductor se ve incapacitado por una emergencia y se activa tirando del interruptor de freno de mano eléctrico. El dispositivo llevará al vehículo al borde de la carretera o al arcén.

Una particularidad del progreso continuo de BMW hacia la conducción autónoma es el asistente de marcha atrás. Una función que asume la dirección para maniobrar el vehículo en un trayecto ya recorrido hacia delante en una distancia de hasta 80 metros. El conductor solo gestiona el acelerador y los frenos y monitoriza el área cercana. El sistema se inicia presionando un botón cuando el vehículo está parado.

En lo que se refiere a conectividad, el coche equipa el denominado Live Cockpit Professional, un concepto de control de última generación con sendas pantallas de 12,3 pulgadas. Los gráficos rediseñados se muestran en el cuadro de mandos, con suficiente espacio para una vista parcial del mapa de navegación. La interacción multimodal permite al conductor utilizar los botones del volante, el controlador iDrive, la pantalla táctil, el control de voz o el control gestual de BMW.

Otros elementos son el sistema de navegación adaptativo y un sistema multimedia con un disco duro con 20 GB de almacenamiento y dos puertos USB, además de Bluetooth y wifi. Con la llave digital, el sistema detecta al conductor y se activa la configuración personal. La nube Open Mobility permite que el asistente personal de movilidad conecte el automóvil con los dispositivos compatibles con Alexa y Google Home, iPhone, Apple Watch y smartwatches con Android.

El nuevo X5 se fabrica en la planta de BMW de Spartanburg (EE. UU.), centro que también gestiona la producción de los X3, X4, X6 y pronto se sumará el de mayor tamaño X7.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos