Opel Crossland X, con cambio automático para el diésel

Opel Crossland X, con cambio automático para el diésel

Se amplía la gama con la versión Innovation y también se ofrece tapicería de cuero

Con una nueva incorporación a la gama diésel, por primera vez Opel comercializa el Crossland X con un motor turbodiésel combinado con el cambio automático también disponible con propulsores de gasolina. Otra de las novedades es la opción de la tapicería de cuero, para las versiones de equipamiento Innovation y Ultimate.

El nuevo motor de gasóleo es un 1.500 de cuatro cilindros que desarrolla una potencia de 120 CV y un par máximo de 300 Nm a 1.750 revoluciones. Cumple con la estricta normativa de emisiones Euro 6d-Temp gracias a un innovador catalizador de oxidación y destaca por un consumo medio oficial de 4,0 l/100 km que corresponde a unas emisiones de 104 g/km. La caja de cambios automática es de seis velocidades e incluye sistema de arranque y parada automático.

Para un tratamiento óptimo de las emisiones de escape, se utiliza un sistema de reducción que consiste en un catalizador de oxidación y otro de SCR, un inyector de AdBlue y un filtro de partículas. La «trampa» de óxidos de nitrógeno actúa como un catalizador de arranque en frío y reduce las emisiones de NOx a temperaturas por debajo de la desconexión del sistema SCR.

Novedad en la gama Crossland X es el cambio automático de seis relaciones para el propulsor diésel 1.5.
Novedad en la gama Crossland X es el cambio automático de seis relaciones para el propulsor diésel 1.5.

La gama del Opel Crossland X se vende desde 15.200 euros, con descuento promocional incluido. El motor diésel con cambio manual de seis velocidades y motor de 102 CV se asocia al acabado Edition. En cuanto al Innovation con cambio automático cuesta desde 18.300 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos