Peugeot e-208, la moda del enchufe

Peugeot e-208, la moda del enchufe

La versión eléctrica abre nuevas tendencias tanto por tecnología como por prestaciones y diseño

El nuevo Peugeot e-208 es una clara apuesta en el nuevo segmento de compactos eléctricos. Un modelo ciudadano aunque con buenas prestaciones para circular en carretera, con un diseño más dinámico y elementos como la calandra del mismo color que la carrocería, un león con dos coloraciones diferentes (según el ángulo que se mire) y sendas letras 'e' en las aletas traseras, que lo diferencian por completo de las versiones gasolina y diésel.

El nuevo eléctrico de Peugeot comparte el mismo estilo deportivo y la calidad y el cuidado por los detalles de los nuevos 208 con motor térmico. Cuenta con las funciones de ayuda a la conducción más avanzadas, gestionadas desde un puesto de conducción Peugeot i-Cockpit con un cuadro de instrumentos elevado 3D.

El conductor puede adaptar las prestaciones del e-208 a su forma de conducir. Dispone de tres modos de conducción, con el Eco donde se prioriza la optimización de la autonomía, el normal pensado para ofrecer el máximo confort, y el Sport para exprimir al máximo las prestaciones. El coche acelera de 0 a 100 km/h en 8,1 segundos gracias a sus 136 CV de potencia. La autonomía es de 340 kilómetros, según el ciclo WLTP.

La seguridad se refuerza con una amplia gama de funciones de ayuda a la conducción. Es el caso del control de crucero adaptativo con función Stop & Go, con instrucciones para ajustar la distancia de seguridad. También incorpora la asistencia en carril, que mantiene la posición del vehículo, elegida por el conductor.

Además, equipa la asistencia al aparcamiento con función perimétrica Flankguard y freno automático de emergencia de última generación que detecta peatones y ciclistas, tanto de día como de noche a velocidades de hasta 140 km/h) y alerta activa de cambio involuntario de carril.