Los seis puntos fuertes del eléctrico Cupra e-Racer

Una batería con 6.072 pilas y cuatro motores consiguen que acelere de cero a cien en 3,2 segundos

Es el primer turismo de competición eléctrico del mundo. Alcanza una velocidad máxima de 270 km/h, almacena una batería con 6.072 pilas y lleva cuatro motores en la parte posterior que proporcionan una aceleración de cero a cien en poco más de tres segundos.

Este modelo de competición, para el que se han destinado más de 20.000 horas de trabajo es el Cupra e-Racer, primer turismo eléctrico de la nueva marca. Un vehículo que funciona con baterías, pero con la potencia de un coche de gasolina. Estas son sus seis principales virtudes.

1. Un coche con 6.072 pilas. La batería de este coche eléctrico es tan potente como las de 9.000 teléfonos móviles conectados al mismo tiempo. Un total de 23 paneles, de 264 unidades de carga cada uno, son la fuente de energía de este vehículo. Para recargarlo por completo se necesitan 40 minutos.

El volante de competición queda reducido a dos empuñadoras laterales, una pequeña pantalla y multitud de botones.
El volante de competición queda reducido a dos empuñadoras laterales, una pequeña pantalla y multitud de botones.

2. Una batería de media tonelada. Arroja en la báscula 450 kilos y representa una tercera parte de lo que pesa todo el coche. Uno de los mayores retos que han afrontado los ingenieros ha sido su colocación debido también al volumen. Al final, va repartida por toda la parte inferior para un mejor equilibrio y funcionalidad.

3. Cuatro motores. La potencia es uno de los aspectos que más sorprende de este vehículo. Cuatro propulsores situados en la parte posterior que desarrollan una potencia máxima total de 500 kW (680 CV) a un régimen máximo de 12.000 revoluciones y con una sola marcha.

4. Un diseño aerodinámico. Conseguir la mejor penetración en el aire era otro de los objetivos principales. Aparte del gran alerón posterior, los retrovisores son unas pequeñas minicámaras, para que el conductor visualice todo lo que sucede a su alrededor en una gran pantalla integrada en el salpicadero.

5. El sonido de un mosquito. En palabras de los responsables del nuevo proyecto, el ruido que emite el eléctrico Cupra e-Racer es similar al de un mosquito.

6. De un León a un coche de competición. El nuevo modelo e-Racer toma como base el chasis del Seat León. A esta estructura se le añaden elementos necesarios para las carreras, como el arco de seguridad, imprescindible en competición.

 

Fotos

Vídeos