Citroën C5 Aircross, marca la diferencia

El nuevo SUV Citroën C5 Aircross, desde 18.590 euros

MANU CORTÉS

Con el Citroën C5 Aircross, la marca francesa llega al segmento de moda en los principales mercados automovilísticos del mundo apostando por un modelo que marca distancias tanto en su diseño inconfundible como en aspectos esenciales en la filosofía de la marca como el confort y la versatilidad. El nuevo C5 Aircross, cuya gama se estructura en cuatro niveles de acabado, respeta los códigos que han ido definiendo el segmento de los SUV, como una carrocería sobreelevada, grandes ruedas, una distancia al suelo de 320 milímetros, barras de techo que refuerzan su identidad y un aspecto sólido y robusto.

El diseño del SUV Citroën C5 Aircross apuesta por la diferencia, con líneas poco agresivas y elementos propios de la identidad de la marca, como los protectores de puertas laterales Airbump. Se distingue, también, por su nivel de personalización, con 30 combinaciones posibles en el exterior, gracias a una gama de siete colores de carrocería, la posibilidad de incorporar un techo bitono negro y en el habitáculo se puede elegir entre cinco ambientes interiores.

Para celebrar la salida al mercado del nuevo SUV C5 Aircross, Citroën estrena la serie especial de lanzamiento Comfort Class Edition, limitada a 300 unidades que destacan por su elevado nivel tecnológico y de confort. Disponible desde 32.490 euros, la carrocería es de color gris platino con techo negro, faros delanteros Full led, suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos, así como los asientos Advanced Comfort.

También de serie son tecnologías que suponen un primer paso hacia la conducción autónoma, como el asistente de circulación en autovías y autopistas (un dispositivo de conducción autónoma de nivel 2), o el sistema de gestión de la motricidad «Grip Control» con control de descenso de pendientes para circular fuera de los caminos asfaltados, así como seis tecnologías de conectividad, entre ellas la recarga sin cables para el «smartphone».

Un equipamiento que se puede completar con otros sistemas como el Park Assist o la innovadora cámara frontal Connected CAM que permite hacer fotos de lo que sucede frente al coche y compartirlas al instante en redes sociales. También están disponibles los protectores laterales de puertas Airbump (equipo de serie en toda la gama). Todo ello sobre la base del motor turbodiésel Blue HDi de 180 caballos de potencia, asociado a la caja de cambios automática de ocho marchas.

Cuatro motores

La gama C5 Aircross dispone de una gama de cuatro motorizaciones de última generación, con la caja de cambios manual de seis marchas o la caja automática de ocho, ofreciendo un agrado de conducción de alto nivel y una eficiencia muy destacable. Tanto con motorizaciones gasolina Pure Tech y turbodiésel Blue HDI, puede optarse por dos variantes de potencias con 130 y 180 caballos. A principios de 2020, el C5 Aircross será el primer vehículo Citroën en incorporar un equipo motriz híbrido eléctrico enchufable.

El nuevo SUV C5 Aircross ofrece un amplio abanico de ayudas a la conducción de última generación, con 20 tecnologías al servicio de la seguridad. Entre estos sistemas cabe destacar el Active Safety Brake: para evitar las colisiones, el sistema detecta y analiza los obstáculos, fijos o móviles, peatones o vehículos, y frena automáticamente el vehículo en caso de riesgo de colisión.

Ficha técnica Citroën C5 Aircross

Combustible:
Gasolina / Gasóleo
Motor:
3 cilindros / 4 cilindros
Cilindrada:
1.199 cm3 / 1.499 cm3
Potencia:
130 caballos / 130 caballos
Tracción:
Delantera
Cambio:
Manual 6 marchas
Velocidad:
195 km/h. / 189 km/h.
0 a 100 km/h.:
10,5 segundos / 10,4 segundos
Consumo:
5,3 litros / 4,1 litros
Emisiones CO2:
147 gr/km.
Largo:
4,50 m.
Ancho:
1,65 m.
Alto:
1,84 m.
Maletero:
580 litros
Precio:
21.350 euros / 24.650 euros

Otro dispositivo, el regulador de velocidad activo, detecta al vehículo que le precede y mantiene automáticamente la distancia de seguridad elegida previamente hasta la parada del vehículo, actuando sobre el freno y el acelerador, y permite de esta manera volver a arrancar automáticamente sin que quien conduce tenga que hacer nada.

El nuevo sistema Highway Driver Assist combina los sistemas de regulador de velocidad activo y aviso de cambio involuntario de carril activo. El conductor selecciona una velocidad para circular y pone en marcha el avisador de cambio involuntario de carril activo, a partir de 30 km/h. El sistema graba entonces el posicionamiento del vehículo en la vía (en el centro, más a la izquierda o a la derecha, según las preferencias de quien está al volante), y así no necesita gestionar la velocidad o la trayectoria, ya que el sistema se encarga de estas funciones.

Este nuevo SUV de Citroën ofrece un confort sobresaliente gracias a la presencia de equipamientos como la suspensión de amortiguadores progresivos hidráulicos, de serie en toda la gama, que «borran» los obstáculos y los defectos de la carretera creando un efecto de «marcha en suspensión».

Esta tecnología utilizada en el C5 Aircross es fruto de la experiencia de Citroën en la competición automovilística más exigente, como el Campeonato del Mundo de Rallyes. Ofreciendo un mejor recorrido útil, los amortiguadores hidráulicos permiten una mejor absorción de los golpes sobre todo recibiendo los saltos. Su principio de funcionamiento es simple. Mientras que las suspensiones clásicas están formadas por un amortiguador, un muelle y un tope mecánico, las suspensiones de amortiguadores progresivos añaden dos amortiguadores hidráulicos a un lado y otro: uno de extensión y uno de compresión.

También los nuevos asientos Advanced Comfort desempeñan un papel clave en la experiencia a bordo y una comodidad raramente vista en sus rivales, incluso en automóviles de precio superior. En este sentido, el confort postural se ha mimado especialmente, con asientos y respaldos anchos, sujeción reforzada, reposacabezas delanteros regulables en altura y profundidad. Unas prestaciones que pueden completarse con un sistema de reglajes eléctricos de ocho vías con memoria, sistema de calefactado y masaje multipunto, con cinco programas disponibles.

Asientos traseros individuales

La modularidad es otro de los puntos fuertes del Citroën C5 Aircross. En la fila trasera, cuenta con tres asientos individuales escamoteables, deslizantes y reclinables. Su inclinación se puede regular en cinco posiciones (de 19 a 26 grados) y permiten crear un fondo plano. Con una compacta carrocería de 4,5 metros de largo, el C5 Aircross ofrece una gran habitabilidad, tanto en las plazas delanteras como en las traseras, además de un volumen de maletero récord de 580 litros con todos los asientos ocupados. Además, dispone de un portón trasero de accionamiento «manos libres»: la apertura del portón se hace eléctricamente, basta pasar el pie bajo el paragolpes trasero para que se empiece a abrir.

En el habitáculo del C5 Aircross destaca la posición de conducción elevada para dominar la carretera, un interior espacioso y un cuadro de instrumentos cuya banda se extiende por todo el ancho del vehículo, coloreada en la parte alta de los respaldos de los asientos, marcando la línea de cintura en la base de los cristales, y aportando un toque de refinamiento. En el lado del conductor, el cuadro de instrumentos está formado por una pantalla digital TFT configurable de 31,2 centímetros, que ofrece la opción de tres gráficos diferentes, y muestra las informaciones de conducción seleccionadas en el campo de visión. En el centro, los aireadores y la pantalla táctil de 20,3 cm dotada con una barra de mando táctil forman un bloque único perfectamente integrado, que refuerza aún más la robustez percibida y la modernidad del salpicadero.

 

Fotos

Vídeos