BMW X5, garantía total

Carretera, campo o ciudad, con la máxima eficiencia, deportividad, seguridad y lujo a tope en el nuevo X5

MANU CORTÉS

La cuarta generación del SUV de lujo de la marca alemana impresiona por sus innovaciones tecnológicas y su capacidad de aventurarse fuera de la carretera combinada con el placer de conducción y el dinamismo dentro de ella. Un conjunto de sistemas de chasis que hacen su debut en un modelo BMW X, como la suspensión neumática de doble eje, la dirección activa integral y el paquete Off-Road, mejoran ahora la versatilidad, la capacidad dinámica y el confort del nuevo X5.

Una distancia entre ejes 42 milímetros más larga que la de su predecesor (ahora, con casi tres metros), un aumento de 36 mm en longitud (hasta 4,92 metros), 66 mm más de anchura (ahora dos metros) y un incremento de 19 mm en altura (para alcanzar 1,75 m), dan al nuevo X5 una apariencia imponente y un gran espacio interior disponible.

La característica más llamativa de la parte delantera es la gran parrilla de «riñón» fabricada en una sola pieza. El X5 equipa de serie faros led, mientras que el sistema de luces láser con faros led adaptativos se ofrece como opción para optimizar la función de la luz larga. Los acabados xLine y M Sport del nuevo X5 ofrecen características distintivas en el diseño, como las enormes llantas de aleación de 22 pulgadas de diámetro disponibles como opción por primera vez para un modelo de BMW.

Una vez en el habitáculo del X5, la disposición del panel de instrumentos y la consola muestran mayor sensación de espacio que en el modelo anterior. La posición de asiento elevada, un nuevo diseño del panel de instrumentos y la pantalla de control, optimizan la capacidad del conductor para mantener el control.

Los materiales interiores, con muy buen aspecto, incluyen un nuevo acabado para la tapicería estándar de cuero. Otros nuevos elementos para maximizar el bienestar a bordo son los asientos multifuncionales, portavasos refrigerados y calefactados, el techo panorámico de cristal, la iluminación interior dinámica, el sistema de sonido envolvente y el sistema de entretenimiento para el asiento trasero con pantalla táctil de 10,2 pulgadas.

Tercera fila de asientos, en opción

El respaldo del asiento trasero se puede plegar en configuración 40/20/40, aumentando la capacidad del maletero de 645 litros a un máximo de 1.860 litros. Es opcional la tercera fila de asientos para dos pasajeros adicionales. El X5 también tiene un portón trasero de dos secciones para facilitar la carga. Si se equipa el acceso de confort opcional, ambas secciones se pueden abrir y cerrar automáticamente con un sistema de manos libres. La suspensión neumática de dos ejes (opcional), permite bajar el umbral de carga y la cubierta del maletero ahora puede bajarse eléctricamente hasta la base del compartimento de carga.

El nuevo BMW X5 está disponible, desde su lanzamiento, con una gama de tres motores de seis cilindros en línea. Todos equipan la caja de cambios automática Steptronic de ocho velocidades. La versión xDrive40i está propulsada por un motor de gasolina que desarrolla una potencia máxima de 340 CV y un par motor de 450 Newton metro.

Un conjunto de cuatro turbocompresores proporciona que el motor diésel montado en el M50d desarrolle una potencia máxima de 400 CV con un enorme par máximo de 760 Newton metro, que hace posible efectuar aceleraciones y recuperaciones fulgurantes. El X5 xDrive30d también cuenta con un motor diésel de seis cilindros, en este caso, con una potencia de 265 CV y un par máximo de 620 Nm.

Ficha técnica BMW X5

Modelo:
X Drive 40 i / X Drive 30 d
Combustible:
Gasolina / Gasóleo
Motor:
6 cilindros en línea
Cilindrada:
2.998 cm3 / 2.993 cm3
Potencia:
340 caballos / 265 caballos
Cambio:
Automático Steptronic, de 8 marchas
Tracción:
Total a las 4 ruedas
Velocidad:
243 km/h. / 230 km/h.
0 a 100 km/h.
5,5 segundos / 6,5 segundos
Emisiones CO2:
193 gr/km. / 158 gr/km.
Consumo:
8,5 litros / 6,0 litros
Largo:
4,92 m.
Ancho:
2,04 m.
Alto:
1,74 m.
Maletero:
645 litros
Precio:
72.800 euros / 76.000 euros

La tarea de maximizar la tracción y la estabilidad direccional en el X5 recae sobre el sistema inteligente de tracción total xDrive, que posibilita repartir el par motor entre las ruedas delanteras y traseras de un modo más eficiente, según la situación lo requiera. La configuración de propulsión del xDrive va orientada al eje trasero, con la inestimable ayuda del sistema de bloqueo del diferencial trasero con control electrónico, para esas ocasiones en las que el conductor precisa de un comportamiento más deportivo. Así, al limitar las velocidades de rotación de las ruedas interiores y exteriores en las curvas, es capaz de optimizar la transferencia de potencia a la carretera en superficies que ofrecen diferentes niveles de adherencia.

Esta nueva generación del BMW X5 viene de serie con un control dinámico de la suspensión, mientras que la suspensión adaptiva M Professional, con estabilización de balanceo activo y dirección activa integral, facilita una conducción extremadamente ágil. La suspensión neumática en ambos ejes también posibilita elevar la altura al suelo del vehículo hasta 80 milímetros, con solo tocar un botón.

Además, se puede solicitar el paquete Off-Road con cuatro modos de conducción, para activar la configuración ideal de la altura al suelo del vehículo, del sistema xDrive, de la respuesta del acelerador y también del control de la caja de cambios automática y el funcionamiento del control de estabilidad DSC para conducir sobre arena, rocas, grava o nieve.

El abanico de sistemas de asistencia al conductor disponibles en el nuevo X5 es más extenso que nunca. Entre ellos se encuentran el control de crucero activo con función Stop & Go, asistente de control de dirección y carril, advertencia de cambio de carril y salida de carril, asistente de cambio y mantenimiento de carril, protección contra colisión lateral y ayuda de evasión, advertencia en cruces y alerta de dirección prohibida.

El asistente de aparcamiento actúa, ahora, sobre el acelerador, los frenos y la dirección. Otra novedad es el asistente de parada de emergencia, que lleva el automóvil a detenerse de manera segura si ocurre una emergencia médica. Una ilustración más del progreso continuo hacia la conducción autónoma procede del asistente de marcha atrás. Este sistema se encarga de maniobrar el vehículo a lo largo de un camino recientemente hecho hacia adelante y lo hace marcha atrás en una distancia de hasta 80 metros; una tarea particularmente cómoda.

El nuevo concepto de visualización y control que debuta en esta última generación del X5, se centra en la optimización del control de la atención. Con su presentación y estructuración claras, además de las pantallas configurables y personalizadas, está preparado para proporcionar a los conductores la información correcta en el momento adecuado. En su aplicación estándar incluye un grupo de instrumentos y una pantalla de control (ambas de 12,3 pulgadas), que presentan la información de forma digital. El conductor puede utilizar los botones del volante, el controlador iDrive, la pantalla táctil, el control de voz o el control gestual; como prefiera.

Del mismo modo, el sistema Head-Up Display dispone de una superficie de proyección más grande sobre el parabrisas (ahora mide 7,0 por 3,5 pulgadas), así como una nueva visualización de contenido y gráficos optimizados. El nuevo X5 es el primer modelo de la marca que se puede abrir con la llave digital a través de un teléfono inteligente.

 

Fotos

Vídeos