El motor Mercedes de cuatro cilindros más potente se monta a mano

El motor Mercedes de cuatro cilindros más potente se monta a mano

Producido en serie en Affalterbach, desarrolla hasta 421 CV

Mercedes-AMG ya puede presumir de fabricar en serie el motor de cuatro cilindros más potente del mercado. Destinado a los turismos compactos se produce en dos niveles de potencia, con 387 CV en la versión básica y 421 CV para los modelos S. El nuevo propulsor turbo supera en 40 CV la potencia de su antecesor M 133 y se monta por completo a mano.

En el primer piso de la planta artesanal de motores de AMG, en la sede de Affalterbach, se ha instalado una línea de fabricación basada en un concepto completamente nuevo. Bajo la denominación 'One Man, One Engine', cuenta con los métodos más innovadores de aseguramiento de calidad, sostenibilidad y eficiencia.

Los trabajadores disponen de herramientas digitales y se prioriza el uso de técnica flexible. El carro para el montaje sobre el que se ensamblan los componentes del motor lleva un sistema propio de suministro eléctrico, sin cables de alimentación. Todos los medios de producción se encuentran en posición ergonómica lo que facilita el trabajo y reduce los desplazamientos. Una tableta integrada elimina los manuales y guías.

Aparte de la potencia, se ha aumentado el par a un máximo de 500 Nm. Un valor que se mantiene constante en un margen de 5.000 a 5.250 rpm (4.750-5.000 rpm en la versión básica). Así, los ingenieros de AMG han logrado una entega de potencia similar al de un motor atmosférico y el carácter deportivo se acentúa en el régimen máximo, que asciende a 7.200 revoluciones por minuto.

El nuevo turbocompresor, con un sistema de doble entrada, conjuga una respuesta a bajas revoluciones con un gran aumento de la potencia en el margen superior del cuentarrevoluciones. Otra característica de este motor es la placa AMG, con la firma del técnico encargado de su montaje. Con una cilindrada de dos litros, el peso de este cuatro cilindros es de poco más de 160 kilos.