Una mujer apuñala en «defensa propia» a su expareja, que se saltó la orden de alejamiento

Una mujer apuñala en «defensa propia» a su expareja, que se saltó la orden de alejamiento

Los hechos se registraron ayer en un domicilio de la localidad granadina de Cúllar Vega sobre las siete la mañana tras una supuesta agresión física de la víctima

JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

Una mujer de 33 años fue detenida ayer por la Guardia Civil de Granada después de apuñalar a su expareja, quien se había saltado la orden de alejamiento para personarse en la vivienda de la localidad de Cúllar Vega donde residía esta mujer con dos hijos suyos.

Los hechos sucedieron ayer sobre las 7.55 horas. El servicio de emergencias del 112 recibió una llamada telefónica avisando de que había un varón malherido tras ser apuñalado en la calle Salvia de Cúllar Vega. El individuo estaba consciente y la mujer se había refugiado en el interior de la vivienda, donde también se encontraban dos menores de edad que seguramente eran los hijos de esta mujer.

El individuo se personó en la vivienda, saltándose una orden de alejamiento que tenía de la detenida, quien había sido su pareja sentimental anteriormente. La mujer había sido víctima de episodios de malos tratos y por ello este individuo tenía impuesta esta medida.

La fémina explicó que había utilizado el cuchillo en «defensa propia» porque temió que este hombre pudiera acabar con su vida y por eso optó por defenderse tras la agresión sufrida. Un dispositivo sanitario evacuó al herido, de 33 años, a un hospital granadino donde recibió atención sanitaria. Las puñaladas recibidas no tocaron órganos vitales capaces de poner en peligro la vida de este hombre, oriundo de Sudamérica, al igual que su expareja.

Otro delito de la víctima

Policía Local del municipio y la Guardia Civil se personaron en el lugar de los hechos en pocos minutos, así como un dispositivo sanitario que evacuó al herido a un hospital granadino. Los agentes del instituto armado se llevaron a esta mujer al cuartelillo, donde le tomaron declaración y estaba pendiente ayer de pasar a disposición judicial.

Los agentes del instituto armado estaban pendientes ayer al mediodía de que le dieran el alta médica a la víctima para comunicarle que le habían acusado por un delito de quebrantamiento de la orden de alejamiento contra su expareja, mientras que ella aguardaba detenida antes de pasar a disposición judicial por un delito de tentativa de homicidio o por un delito de lesiones con la atenuante de que actuó en defensa propia. La presunta agresora temió por su vida -dice- cuando vio a este hombre, que supuestamente llegó a agredirla antes de que ella lo apuñalara.

Los dos menores se encontraban en el interior del domicilio donde sucedieron los hechos, aunque ellos no sufrieron ningún tipo de agresión durante el desenlace de este enfrentamiento.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos