El abogado de Junqueras pide a Naciones Unidas que investigue al Gobierno de Sánchez

Oriol Junqueras. /R. C.
Oriol Junqueras. / R. C.

Considera que el Gobierno ha «despreciado» el informe que el grupo de trabajo de detenciones arbitrarias hizo público hace apenas un mes en relación a la situación de los políticos presos

R. C.

El abogado internacional de Oriol Junqueras, Jordi Sánchez y Jordi Cuixart ha reclamado a las Naciones Unidas «una investigación exhaustiva e independiente» sobre la actitud del Gobierno de Pedro Sánchez por «despreciar» el informe que el grupo de trabajo de detenciones arbitrarias hizo público hace apenas un mes en relación a la situación de los políticos presos.

En una carta remitida a este organismo, el letrado Ben Emmerson insiste en que el Tribunal Supremo ha menospreciado dicho informe favorable a la excarcelación de los líderes independentistas y, por ello, pide que se desestimen las quejas presentadas por el Ejecutivo que instó a la ONU a revisar este documento por considerar que contiene «errores y distorsiones» y porque, además, existe «un conflicto de intereses» entre dos de los cinco miembros del grupo de trabajo.

Para el letrado británico, las «infundadas» alegaciones presentadas por el Estado fueron solo «una cortina de humo» para «restar valor» a la labor desempeñada por este grupo. En su opinión, se trata de «un abuso extraordinario de los mecanismos de protección de derechos humanos la ONU que exige una acción inmediata en forma de una reprimenda formal al Gobierno de España» debido a que esta es «una manipulación deliberada y deshonesta» que resulta «incompatible» con la Carta de las Naciones Unidas.

Por todo ello, Emmerson pide impulsar «una moción de censura» contra España en el Consejo de Derechos Humanos debido a «claras violaciones de los principios fundacionales». «Es una afrenta directa al supuesto de buena fe que está destinado a sustentar la labor del propio Consejo», señala el texto, al que ha tenido acceso Efe, que tilda los hechos de «un acto de grave corrupción política».