Absuelta una casera que cambió la cerradura por impago de alquiler

La Audiencia Provincial de Murcia da la razón a la propietaria, que fue denunciada por los inquilinos por un delito de coacciones

EFEMurcia

La Audiencia Provincial de Murcia ha confirmado la sentencia de un Juzgado de Instrucción de Cartagena que, hace ahora casi un año, absolvió a la propietaria de un inmueble que fue acusada de un delito leve de coacciones por cambiar la cerradura al no pagarle sus inquilinos el alquiler.

La sentencia desestima así el recurso presentado por una inquilina, que pidió la condena por dicho delito al señalar que el cambio de la cerradura de la puerta le impedía el ejercicio de un derecho.

El relato de hechos probados fijado por el Juzgado de Instrucción recogía que los mismos ocurrieron el 14 de mayo de 2017, cuando la denunciada, ante el impago de la renta por parte de los arrendatarios, «tras habérselo dicho con anterioridad, cambió la cerradura de la puerta de entrada a la vivienda, ubicada en Cartagena, en la que tenía alquilada una habitación a la denunciante».

La Audiencia dice al desestimar el recurso que en aplicación de la jurisprudencia del Tribunal Constitucional y de la reforma introducida en la Ley de Enjuiciamiento Criminal no es posible revocar una sentencia absolutoria si la misma no resulta ilógica, absurda o arbitraria. La única posibilidad estaría en pedir la anulación de la misma, lo que no ha ocurrido en este caso.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos