El PP asegura que «no va a tolerar» la «irresponsabilidad» del traspaso de competencias carcelarias a País Vasco

Pablo Casado, en un acto con militantes en Almería./EFE
Pablo Casado, en un acto con militantes en Almería. / EFE

Casado acusa al Gobierno de ceder ante Bildu a cambio de su apoyo.

CECILIA CUERDOSevilla

El líder del PP, Pablo Casado, aseguró este martes que su formación «no va a tolerar» que el Gobierno socialista realice un traspaso de competencias penitenciarias al País Vasco porque los presos etarras «tienen que cumplir sus penas, pedir perdón y ayudar a esclarecer los 300 asesinatos que siguen impunes». Para el líder popular, el acercamiento de doce presos terroristas supone el «fin de la dispersión», una de las medidas de la política penitenciaria antiterrorista, y entiende que se trata de un paso inicial antes de la cesión de competencias carcelarias. «Vamos a estar muy vigilantes», aseguró, porque sería una «irresponsabilidad» que estos presos fueran tratados «de forma diferenciada».

En una jornada maratoniana de actos en Almería en la recta final de campaña de las elecciones andaluzas, Casado insistió en que «el Gobierno ya ha reconocido estar negociando la transferencia de la competencia de las cárceles al País Vasco», algo que vinculó a los apoyos reclamados por el PSOE a la moción de censura y ahora a las negociaciones para el proyecto de presupuestos.

Casado aseguró además que el PP «no va a tolerar» que el Gobierno efectúe un traspaso de competencias penitenciarias al País Vasco, puesto que considera que sería una «irresponsabilidad» que los presos etarras fueran «tratados de forma diferenciada». «Tienen que cumplir sus penas, pedir perdón y ayudar a esclarecer los 300 asesinatos que siguen impunes», manifestó. «Esto está pasando para ceder vaya usted a saber qué a Bildu en favor de un Gobierno zombi que ya no tiene ninguna posibilidad de seguir ni un mes más en la Moncloa», aseveró.

Por este motivo, Casado anunció que su formación propondrá la modificación del artículo 72,6 de la Ley general Penitenciaria, de forma que el acceso del primer al segundo grado, o del segundo al tercer grado penitenciario exija «no solo renegar de la violencia de una banda terrorista que ya ha desaparecido, sino la colaboración efectiva para esclarecer los crímenes que quedan impunes». Asimismo, y como ya anunció anteriormente, el PP propondrá la modificación del artículo 578 del Código Penal para que el delito de enaltecimiento de actos terroristas también afecte a la convocatoria de estos mismos actos, «para evitar que los indeseables que reciben como gudaris a quienes salen de las cárceles sigan humillando a las víctimas».

Según Casado, «también la convocatoria de estos actos ha de estar penada, porque una democracia consolidada debe honrar a sus víctimas y censurar a sus verdugos. Aquí en España no se debe enaltecer el terrorismo», sentenció.

 

Fotos

Vídeos