Rescatan a los 25 excursionistas gallegos perdidos en la Reserva del Saja en Cantabria

Una de las senderistas se abraza a un miembro del dispositivo al llegar al punto establecido de recepción del grupo perdido en el Saja./Javier Rosendo
Una de las senderistas se abraza a un miembro del dispositivo al llegar al punto establecido de recepción del grupo perdido en el Saja. / Javier Rosendo

Han avisado ellos mismos al 112 a las 20.00 horas al no encontrar el camino de vuelta al autobús, que estaba aparcado en la carretera de Palombera

MARIÑA ÁLVAREZSantander

Los 25 senderistas perdidos en el Saja han sido rescatados a lo largo de esta noche en buen estado. Ha sido un largo dispositivo que se ha prolongado hasta las seis de la mañana, para evacuar al grupo, procedente de Vigo, en su totalidad.

Sobre las 03.00 horas han comenzado a llegar los primeros excursionistas al punto establecido por los servicios de emergencia en el centro de interpretación del Saja, desde donde se coordinó un rescate que ha movilizado a numerosos efectivos. Se decidió dividir en dos el dispositivo de rescate, debido a las diferentes circunstancias en las que se encontraban los miembros del grupo de senderistas perdidos, con edades comprendidas entre los 24 y los 70 años, aunque la mayoría rondaba los 60 años. Uno de los grupos debía realizar el recorrido de forma más lenta, pues tendrían que portear a una mujer con hipotermia severa.

A las cuatro de la madrugada llegó hasta esta base la última expedición de los rescatadores desde el lugar en el que se encontraban los senderistas, y sobre las cinco de la mañana se decidió evacuar hacia el hospital Sierrallana a las personas que padecían hipotermia. Los demás fueron trasladados en autobús hasta el Hospedaje de Reinosa.

Un complicado dispositivo

El 112 ha informado a primera hora de la mañana del exitoso resultado de la operación para evacuar al grupo que realizaba la ruta de la Jaya Cruzá, en el entorno de Palombera. Fueron localizados bajo el pico La Concilla a unos 1.700 metros de altitud, con nieve y unos 8 grados bajo cero, con una sensación térmica que podía alcanzar los 12 grados bajo cero.

Una mujer de 73 años ha requerido evacuación en camilla y traslado hospitalario a Sierrallana por hipotermia y agotamiento. El resto del grupo ha podido ser llevado de vuelta al hotel en el que se hospedaban entrono a las 5.00 horas.

Los afectados iniciaron el trayecto previsto sobre las 10.00 horas de ayer, domingo. Por la tarde, de regreso al punto de encuentro fijado con el autobús que les iba a recoger no han podido continuar la ruta por la dureza de la misma, complicada por las condiciones meteorológicas que les han obligado a hacer una parte importante del recorrido por nieve. Ante la imposibilidad de seguir por sí mismos, dieron aviso de su situación al Centro de Coordinación de Emergencias 112 del Gobierno de Cantabria a las ocho de la tarde, al que facilitaron las coordenadas de su ubicación.

Para acudir en su ayuda se movilizó por tierra a un técnico de rescate y un médico del equipo del helicóptero del Ejecutivo; a un coordinador de emergencias de la Dirección General de Protección Civil; a agentes de Medio Natural, también del Gobierno; a bomberos del 112 pertenecientes al parque de Valdáliga; a efectivos del Grupo de Rescate Especial de Intervención en Montaña (Greim) y patrullas rurales de la Guardia Civil; a Cruz Roja y al 061.

Con el objetivo de coordinar el operativo en zona se estableció un Puesto Mando Avanzado (PMA) en el Centro de Interpretación del Parque Natural Saja Besaya, ubicado en Saja (Los Tojos), desde donde se gestionaron los medios y efectivos disponibles en cooperación con la sala del 112. Con los miembros del dispositivo de rescate en el lugar, los bomberos del Servicio de Emergencias del Cantabria y personal de Medio Natural abrieron camino por una pista forestal que daba acceso a la zona en la que el grupo había referido que estaba, cortando y retirando tres árboles caídos que obstaculizaban el paso rodado por la vía.

Con el trayecto libre, accedieron en todoterrenos hasta el refugio de Bucierca, a unos 1.000 metros de altitud. A partir de ahí 20 efectivos (5 bomberos del 112, 9 agentes de Medio Natural, 4 integrantes de la Guardia Civil, y un técnico de rescate y un médico del equipo de helicóptero del Gobierno) iniciaron un trayecto de aproximadamente siete kilómetros caminando hasta los afectados, salvando un desnivel de unos 700 metros, nevando y a bajas temperaturas, que completaron en una hora y media. Otros dos efectivos de Medio Natural se quedaron en el refugio preparando una hoguera y avituallamiento para cuando el grupo llegase.

Una vez con los senderistas, a los que llegaron sobre las 01.00 horas, los efectivos desplazados atendieron a los afectados, les valoraron, repartieron ropa de abrigo y mantas térmicas y se prepararon para iniciar el descenso. Dos mujeres presentaban los signos más acusados de hipotermia y agotamiento.

Una fue evacuada en camilla desde el punto en el que se encontraban y necesitó traslado hospitalario, mientras que la otra pudo continuar por su propio pie con la ayuda del equipo de rescate.

Los 20 rescatadores y los 25 rescatados iniciaron el camino de regreso hasta el refugio en el que esperaban los agentes de Medio Natural y los vehículos, al que llegaron escalonados entre las 03.30 horas y las 04.00 horas. Una vez allí, las personas más afectadas fueron evacuadas las primeras hasta el PMA, en el que se estableció un albergue provisional, habilitado por Cruz Roja, con avituallamiento caliente y mantas, y donde esperaban sanitarios del 061.

Progresivamente se bajó hasta el punto del encuentro al resto del grupo que, sobre las 05.00 horas, pudo coger el autobús para regresar al hotel en el que se hospedaban.

Efectivos del dispositivo de búsqueda.
Efectivos del dispositivo de búsqueda. / Javier Rosendo