Casado acusa al PSOE de ser «el caballo de Troya» de los independentistas

El presidente del PP, Pablo Casado. /Efe
El presidente del PP, Pablo Casado. / Efe

El líder del PP critica la actitud «vergonzante» del presidente intentando presionar a los jueces del Supremo

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

La tensión entre Pedro Sánchez y Pablo Casado, que alcanzó su punto más álgido este miércoles con la ruptura oficial de relaciones anunciada desde la Moncloa, aún colea 48 horas después y no permite vislumbrar, por ahora, un momento de tregua. Lejos de dar un paso atrás y acercar posturas, el líder del PP ha acusado este viernes al presidente del Gobierno de ser cómplice de los soberanistas y de utilizar las instituciones del Estado a su servicio. «El PSOE se ha convertido en el caballo de Troya de los independentistas en el Gobierno de España», denunció Casado en Córdoba, en una reunión con la delegación del PP en el Parlamento Europeo.

Apoyándose en las quejas del Tribunal Supremo, el dirigente popular ha arremetido contra Sánchez por presionar al poder judicial y deslegitimar su labor al intentar dar «indicaciones» ante el juicio oral a los líderes del 'procés'. Una estrategia «absolutamente vergonzante» para Casado, que ha expresado su sorpresa ante el hecho de que tan solo unos días después de que Pablo Iglesias se entrevistase con Oriol Junqueras en la cárcel de Lledoners el Gobierno haya aparcado la rebelión y vaya solo por la malversación contra los dirigentes independentistas.

«Tuvo el coraje de decir que consideraba que el delito de rebelión no era aplicable en ningún proceso si no mediaba la violencia», ha insistido el líder del PP sobre la reflexión que hizo el jefe del Ejecutivo sobre este asunto en el Congreso. Sánchez recordó que en 1994 el ministro Federico Trillo hizo una enmienda en la que decía que este delito «es inherente a un golpe de Estado que se tiene que dar por militares o por civiles armados». «Hoy llegamos ya al tercer estadio de esta estrategia absolutamente vergonzante cuando ya directamente el Gobierno dice que no hay rebelión y considera que la calificación delictiva de los líderes del procés no ha incurrido en rebelión», ha enfatizado.

Varios miembros del PP han tirado este viernes de hemeroteca para recordarle al presidente que semanas antes de llegar a la Moncloa -en mayo- manifestaba sin tapujos en una entrevista en televisión que «yo creo que clarísimamente ha habido un delito de rebelión y sedición en España».

Casado ha vuelto a reclamar al presidente que «no se ofenda tanto» porque un Ejecutivo es responsable «si no pone las medidas para evitar un golpe de Estado», de la misma forma que «es responsable de un incendio, no de haber encendido un monte», ha comparado. Así que considera que «Pedro Sánchez sólo ha roto relaciones con la Constitución española».

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos