Casado: «Al Gobierno no le quedan tumbas que visitar»

El líder del PP, Pablo Casado, y su secretario general, Teodoro García Egea. / EFE

El líder del PP ve tras la decisión del Ejecutivo de aprobar nuevos reales decretos en tiempo de descuento un interés por ocupar «unas líneas de periódico» en la precampaña

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

El líder del PP detecta puro electoralismo tras la actividad del Gobierno en plena precampaña. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ha confirmado esta mañana que el Ejecutivo aprobará nuevos reales decretos que deroguen aspectos, a su juicio, lesivos de la reforma laboral. Lo hará, pese a que las Cortes van a quedar disueltas el 5 de marzo y administradas por la Diputación Permanente. Un extremo que Pablo Casado considera «inédito». «Es simplemente por confrontación electoral, para ocupar unas líneas más de periódico, ya que no le quedan tumbas para visitar ni le quedan brechas que reabrir entre españoles», ha censurado tras la visita de Pedro Sánchez al lugar en el que están enterrados el expresidente de la Segunda República, Manuel Azaña, y el poeta Antonio Machado.

El líder del PP intervenía hoy ante su grupo parlamentario en el Congreso. Una comparecencia para tranquilizar, a puerta cerrada, a los suyos. Las encuestas que manejan en la dirección nacional sostienen al partido por encima de los 100 escaños y, según fuentes asistentes al encuentro, Casado está convencido de poder superar las expectativas. Aun así, ha garantizado a sus diputados que todos tendrán un hueco tras los comicios.

Ya en abierto, el presidente de los populares ha presentado al PP como garantía de que «España no se rompe» y ha reivindicado la «moderación» como valor definitorio de su partido, pese a que a nivel interno muchos muestran sus recelos por haber extremado el mensaje en los últimos meses. Según Casado, sin embargo, quien no puede presentarse ahora con ese perfil es Pedro Sánchez. «No es moderado el que hurta el diálogo a las fuerzas constitucionalistas -ha advertido- y lo inicia con aquellos que quieren romper la igualdad entre españoles».