Casado reta al PSOE a dejar de «hacer malabarismos» porque «o se está con la Constitución o con los nacionalistas»

El presidente del PP, Pablo Casado, interviene en la 23ª Unión Interparlamentaria Popular celebrada en Sevilla. / EP

El líder del PP ha reclamado al presidente del Ejecutivo que aplique de nuevo el 155 en toda su extensión porque «esto ya no hay quien lo aguante»

CECILIA CUERDOSevilla

El presidente del PP, Pablo Casado, ha retado este sábado al jefe del Ejecutivo Pedro Sánchez a que deje de «hacer malabarismos» y de bailar «al son de los partidos a los que debe el escaño azul», reprochando que tras la visita de Pablo Iglesias a los líderes catalanes presos ahora diga que no hay delito de rebelión. En el primer aniversario de la Declaración Unilateral de Independencia (DIU), Casado ha reivindicado una vez más la aplicación del 155 y ha pedido al líder socialista que, en vez de romper relaciones con él, «rompa con Puigdemont, Torra y Otegui». «O se está con la Constitución o con los nacionalistas, o se está con el Rey o se está con Puigdemont».

Casado ha participado en Sevilla en la XXIII Interparlamentaria que el partido celebra con cargos de la formación procedentes de toda España, y que ha contado como invitado especial con el presidente del Grupo Popular Europeo, el alemán Manfred Weber, a quien el político español ha expresado su apoyo como candidato del Partido Popular Europeo (PPE) a presidir la Comisión Europea en sustitución del belga Jean Claude Juncker. Pero el grueso de su intervención ha estado centrado en subrayar que nadie salvo ellos habla del primer aniversario de la DIU, reclamando una vez más que se aplique de nuevo, pero ahora en toda su extensión.

El líder del PP ha reivindicado entonces que, frente a quienes no quieren hablar del pasado de sus partidos, en su formación pueden presumir de herencia. «Hoy podemos decir que el PP evitó que Cataluña pudiera acabar siendo independiente», ha asegurado, elegiando el papel de Mariano Rajoy. «La audacia, la fortaleza y la firmeza de un gobierno encabezado por Rajoy destituyó al gobierno de la Generalitat y puso orden de una vez por todas», dijo. Es más, ha llegado a asegurar que «si no es por el PP, España no sería lo mismo que venía siendo durante cinco siglos», poniendo como ejemplo que «José María Aznar paró el plan Ibarretxe y Mariano Rajoy paró el plan Puigdemont». El expresidente del Gobierno no tiene previsto acudir al encuentro, aunque la noche antes participó en la inauguración de un hotel de un empresario amigo a escasos 100 metros del lugar escogido por su partido.

A partir de ese momento, Casado ha cargado contra Sánchez, un presidente «teledirigido» que se debe, «como ha demostrado», a los partidos que le pusieron en el cargo, y le instó a convocar elecciones «antes de que se haga demasiado daño a nuestra Constitución». Así, le ha reprochado su «apelación al apaciguamiento» y las presiones de los independentistas para «interferir en el poder judicial», o que ahora diga que ve indicios de un delito de rebelión en el comportamiento de los líderes independentistas. «Como si no hubiera golpes de Estado que no fueran armados», ha dicho.

En este sentido, y justo después de que Quim Torra proclame que no renuncian al derecho a la autodeterminación, Casado ha reclamado al presidente del Ejecutivo que aplique de nuevo el 155 en toda su extensión porque «esto ya no hay quien lo aguante». Y ha justificado su petición en que «tenemos la legitimidad de haberlo intentado y ver que paramos el golpe», responsabilizando a Cs y al PSOE de que el recorte del autogobierno catalán no llegara a la televisión autonómica, la educación o las fuerzas de seguridad o que fuera «corto e instrumental» para convocar a las urnas. «Las cosas que nosotros podemos mejorar son aquellas que otros partidos nos impusieron».

El líder del PP también se ha referido a la próxima campaña electoral andaluza, recordando que el partido de Susana Díaz lleva en su papeleta a «Sánchez, Torra, Otegui e Iglesias», los líderes, dijo, «que han hecho rehén al PSOE», demostrando que el debate soberanista catalán estará muy presente en la campaña. El líder popular ha tirado entonces de cifras para recordar que la región sigue a la cola en empleo, educación o atención sanitaria, lamentando que «Andalucía le ha dado mucho al PSOE, pero el PSOE no le ha dado nada a Andalucía». Por este motivo, ha propuesto acabar con la región «del poder clientelar, la corrupción y el paro», que representa el PSOE, para dar paso a la Andalucía que le da el poder a la gente que pretende el PP.

Rajoy también acude a Sevilla, pero solo a inaugurar un hotel

El expresidente del Gobierno Mariano Rajoy ha acudido este viernes a la inauguración del hotel Eurostars, dentro de la Torre Sevilla, pero no ha participado en la reunión de la Interparlamentaria del PP de este sábado junto al presidente del partido, Pablo Casado.

A ese acto en el hotel Eurostars asistieron el exalcalde de la ciudad y cabeza de lista del PP por Sevilla, Ignacio Zoido, y el actual regidor de la ciudad, Juan Espadas, así como parte del equipo del Consistorio.

Aunque la Torre Sevilla está a pocos metros del Edificio Expo (Antiguo Word Trade Center Expo 92) en el que el PP ha celebrado la reunión de su XXIII Interparlamentaria, Rajoy no tenía pensado asistir.

Así lo han señalado fuentes del partido, que han quitado importancia al hecho.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos