Celaá: «La acogida del Aquarius es un aldabonazo para que Europa tome medidas»

Los inmigrantes, en el barco. /Ep
Los inmigrantes, en el barco. / Ep

La portavoz del Gobierno ha detallado que en el operativo de acogida de los 629 inmigrantes, que previsiblemente desembarcarán alrededor de las 11 de la mañana, intervienen ocho ministerios coordinados por Carmen Calvo

EFEMadrid

La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, ha asegurado hoy que la acogida del barco Aquarius, que llegará el próximo domingo al puerto de Valencia, es un «aldabonazo en Europa» para afrontar «de una vez por todas» las políticas de inmigración en la Unión.

Así lo ha subrayado en la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Ministros, en la que ha detallado que en el operativo de acogida de los 629 inmigrantes, que previsiblemente desembarcarán alrededor de las 11 de la mañana, intervienen ocho ministerios coordinados desde la vicepresidencia por Carmen Calvo.

No obstante, será el departamento de Fomento el que coordine en tierra las actuaciones de llegada de las tres embarcaciones, una de ellas el Aquarius, además de dos italianos. «Volvemos a dar un aldabonazo en Europa con esta cuestión», ha dicho Celaá en referencia a la acogida de los inmigrantes para añadir que España acudirá al próximo Consejo Europeo de Migraciones para insistir en «la importancia para Europa» de afrontar estos flujos migratorios.

Preguntada por el trato y el tipo de protección que recibirán estas personas, Celaá ha asegurado que España «no pude descartar nada». «La única excepcionalidad es que ha habido un acto solemne y profundo de solidaridad de prestación de auxilio a 629 personas que estaban zozobrando en el Mediterráneo». Así, a la hora de determinar si pueden recibir algún tipo de protección, se iniciará el estudio de cada caso de «forma individualizada».

El Gobierno ha negado que la decisión que ha tomado con el buque vaya a tener un efecto llamada: «No hay tal efecto, es una cuestión de democracia y de recursos económicos. Y, cuando se vive de manera muy pobre, las personas se arriesgan y cruzan el mar para poder vivir mejor». Según la ministra de Educación, los países de origen tienen información sobre cómo se vive en Europa y opina por tanto que la decisión española no va a multiplicar la llegada de más inmigrantes.

Los 629 del Aquarius recibirán una primera asistencia sanitaria dentro del barco y, posteriormente, se les ofrecerá toda la atención que «necesiten», especialmente las seis mujeres embarazadas y los más de cien menores que están a bordo, en cuyo caso será «especial». «Se les tratará uno a uno para saber dónde se les acomoda y para proveer todas sus necesidades», ha puntualizado. Porque, en definitiva, «esto no es un asunto ni español ni italiano ni griego: es un asunto europeo; somos Europa y, obviamente, hemos dado puerto seguro porque estas personas estaban en peligro», ha insistido la portavoz.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos