Los desplantes de Vox al resto de partidos

Los diputados de VOX Ignacio Garriga (izquierda) y Víctor Manuel Sánchez del Real./EP
Los diputados de VOX Ignacio Garriga (izquierda) y Víctor Manuel Sánchez del Real. / EP

El senador con el que cuenta el partido ha tumbado dos declaraciones institucionales del Senado | Una en apoyo a los afectados por los incencios en Gran Canaria y otra en contra de la LGTBIfobia en el deporte

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

El afán por cumplir con su programa electoral a rajatabla ha sumergido a Vox en varias polémicas en los últimos meses. Este martes, sin ir más lejos, la formación liderada por Santiago Abascal tumbó en el Senado una declaración institucional de apoyo a los afectados por los incendios de Gran Canaria que asolaron la isla a mediados de agosto y provocaron el desalojo de más de 10.000 personas, además de arrasar cerca de 12.000 hectáreas. Todos los grupos estaban de acuerdo, pero el partido de ultraderecha cambió de idea cuando solo restaba estampar la firma. El motivo del desplante se debió a la presencia de una referencia a «lucha contra las causas del cambio climático» en el borrador final, una frase que su único representante en la Cámara Alta, el senador andaluz Francisco José Alcaraz, consideró que «solo repetía consignas progres».

El documento no llegó a ver la luz ya que era necesario que dentro del Grupo Mixto, al que pertenece Vox, todos sus miembros estuvieran de acuerdo, cosa que no ocurrió. «Se suma al relato del cambio climático, postulado ideológico de una determinada forma de pensar que coincide con las ideas de PSOE y Podemos», se justificaron desde la formación. Cabe recordar que el partido de Abascal no consiguió ningún escaño por Canarias en las últimas elecciones generales y también se quedó sin presencia en el parlamento regional después de cosechar solo el 2,47 % de los votos en las autonómicas del pasado 26 de mayo.

Desde Vox se defienden argumentando «la preocupación de Santiago Abascal por la evolución del incedio», y echan en falta una «mención especial» a los efectivos del Ejército desplazados a la zona. Además aprovecharon la ocasión para acusar al PP, PSOE, Unidas Podemos y Ciudadanos de mostrarse más preocupados por el incendio que azota este verano al Amazonas que por «hacer un trabajo de autocrítica» respecto a lo ocurrido en Canarias. Ayer, los socialistas volvieron a iniciar conversaciones con el resto de grupos para intentar consensuar un nuevo texto de apoyo a los afectados.

No es la primera vez que Vox echa atrás una declaración institucional en el Senado. El pasado 19 de febrero, el propio Alcaráz se negó a firmar un documento en rechazo a la LGTBIfobia en el deporte propuesto por parte del PSOE, justo el día en que estrenaba su cargo como senador por designación del Parlamento Andaluz. La intención de la Cámara era «garantizar la práctica deportiva de las personas trans e intersexuales de acuerdo a su sexo sentido», pero el partido de Abascal consideró que una iniciativa así «pone en peligro a la mujer por la diferencia de fuerza física entre ambos sexos». Ante las críticas que despertó su postura, calificaron el texto de «panfleto ideológico» con el que «el PSOE y los grupos que lo han suscrito intentan colar la ideología de género por la puerta de atrás».

Otra postura en la que se encuentran frente al resto de partidos son los minutos de silencio que ayuntamientos y otros parlamentos dedican a las víctimas de violencia de género, aunque no existe aún una postura común en Vox. A veces, sus miembros asisten, como fue el caso de la mujer asesinada en Alicante en julio, en cuyo homenaje sí se pudo ver a los dos concejales con los que cuenta el partido en la ciudad. Mientras que en Madrid sus ediles sí se ausentaron en otro el pasado 19 de agosto. Lo que parecen tener claro es el mensaje que deben dar, el de equiparar la violencia machista con la «intrafamiliar», que incluye a los hombres asesinados.

Más información