Detenida una mujer en Las Palmas por hacerse pasar por médico jubilada e inyectar silicona en los labios de ocho mujeres

Dalila quería mejorar su imagen aumentando el tamaño de sus labios y aceptó la oferta de una supuesta esteticista. Inyecciones de ácido hialurónico a 150 euros la sesión. La pinchó en su casa, pero al cabo de unos días empezó a sentir fuertes dolores. Volvió a inyectarla con la excusa de hacerle unos retoques, pero acabó peor que estaba y con la boca completamente deformada. Dalila tuvo que operarse para extraerle la sustancia inyectada que resultó ser silicona. Esta joven canaria, militar del Ejército del Aire e 'influencer' del mundo del fitness, no es la única afectada. La detenida, de 69 años, se hacía pasar por médico jubilada. Está siendo investigada por un delito de intrusismo, varios de lesiones y contra la salud pública.-Redacción-