El exnúmero 2 de la Policía niega la 'operación Kitchen' pero admite seguimientos «legales» a Bárcenas

El exnúmero dos de la Policía Nacional, Eugenio Pino, a su salida de la Audiencia Nacional./EFE
El exnúmero dos de la Policía Nacional, Eugenio Pino, a su salida de la Audiencia Nacional. / EFE

Anticorrupción pide que se le retire el pasaporte y le mantenga imputado en esta pieza | Villarejo declaró que fueron Cosidó y Eugenio Pino los que pusieron en marcha el operativo en 2013 para sustraer al extesorero información sensible del PP

Melchor Sáiz-Pardo
MELCHOR SÁIZ-PARDOMadrid

Eugenio Pino se defiende. El que fuera todopoderoso director adjunto operativo (DAO) de la Policía Nacional y hombre de confianza del entonces jefe político del cuerpo, Ignacio Cosidó, ha negado tajantemente este martes por la tarde en la Audiencia Nacional ser el cerebro y principal impulsor de la denominada 'operación Kitchen', el operativo extrajudicial en el seno del CNP urdido en 2013 para robar documentación sensible a Luis Bárcenas que afectara al PP. Una operación que tenía como pivote principal a Sergio Ríos, el chófer del extesorero, captado supuestamente como confidente por esa camarilla policial.

Sin embargo, Pino, de acuerdo con fuentes jurídicas, sí que ha admitido que desde la cúpula policial se dieron órdenes para hacer seguimientos «legales» al extesorero para obtener información para las causas abiertas en la Audiencia Nacional. Sin embargo, ningún juez encomendó a la Dirección Adjunta Operativa gestión alguna en estas investigaciones, que desde el inicio dependieron en exclusiva a la UDEF.

El exDAO y su versión sobre los seguimientos (que no espionaje ni robo a Bárcenas) no parece haber convencido a la Fiscalía Anticorrupción, que ha pedido al juez del caso 'Tandem' (caso Villarejo), Manuel García-Castellón, que mantenga imputado en esta causa al exmando policial, con la imposición de medidas cautelares como la retirada del pasaporte, la prohibición de abandonar el país y comparecencias quincenales.

Pino ha sostenido directamente que la 'operación Kitchen' como tal (con el uso de fondos reservados para torpedear las investigaciones que salpicaban al PP) nunca existió y que todo es una invención del excomisario José Manuel Villarejo, que el lunes mantuvo que el operativo fue ordenado por Cosidó y que en él participó activamente el propio DAO.

El exsubdirector en su declaración de este martes se ha alineado con la versión de otro de los comisarios imputados en el 'caso Villarejo', Enrique García Castaño, jefe de una unidad de apoyo a los servicios de información, quien la pasada semana admitió haber participado en los seguimientos a Bárcenas por orden de Pino, si bien afirmó que se trató de una operación legal de apoyo a la investigación que por entonces tenía en marcha la UDEF sobre la fortuna del extesorero del PP.

Pino, que estuvo en lo más alto de la cúpula policial entre 2012 y 2016 y que fue señalado como cabecilla también de la denominada 'policía patriótica', está también encausado por haber intentado introducir de forma extrajudicial pruebas en el sumario contra el clan de los Pujol.

Más información:

 

Fotos

Vídeos