Un joven de 25 años muere de un disparo en Toledo

Un joven de 25 años muere de un disparo en Toledo
Servicio de Salud de CLM

La Guardia Civil ha detenido a un primo del fallecido por su presunta implicación en el suceso

J.V. MUÑOZ-LACUNAToledo

Un joven de 25 años murió en la madrugada de este domingo en Sonseca (Toledo) al ser alcanzado por un disparo de escopeta. El suceso ocurrió en un domicilio particular de la avenida Reyes Católicos de esta localidad de 11.000 habitantes.

Familiares y amigos que se encontraban con el joven, Alejandro Castro, avisaron al teléfono de emergencias 112 y trasladaron a la víctima, aún con vida, en un vehículo particular hasta el hospital «Virgen de la Salud», de Toledo, distante 27 kilómetros de Sonseca. Sin embargo, cuando llegaron al centro hospitalario el herido ya había fallecido.

La Guardia Civil se ha hecho cargo de las investigaciones para esclarecer lo ocurrido y, según el alcalde de Sonseca, Juan Carlos Palencia, los agentes «han tomado declaración a un primo hermano de la víctima que se encontraba con él cuando ha ocurrido el suceso». Al parecer, el disparo mortal pudo producirse cuando el joven y el detenido estaban manipulando la escopeta para limpiarla. Según el alcalde, todo apunta a un «accidente fortuito» y el primo, antes de ser detenido, «ha sufrido un ataque de ansiedad del que ha sido atendido por personal del centro de salud del pueblo».

Las diligencias del caso han pasado a manos del juzgado de Orgaz (Toledo) que, junto a la Guardia Civil, tratará de aclarar la violenta muerte de este joven que era muy conocido en Sonseca al regentar un local de copas en este municipio.