Hallados los cadáveres de dos inmigrantes en las playas de Cádiz

Embarcación hinchable de juguete que la que habrían viajado hasta la costa gaditana nueve inmigrantes que estarían desaparecidos./EFE
Embarcación hinchable de juguete que la que habrían viajado hasta la costa gaditana nueve inmigrantes que estarían desaparecidos. / EFE

Otros nueve 'sin papeles' podrían haber perdido la vida al hundirse la embarcación de juguete en la que viajaban

AGENCIASCádiz

La Guardia Civil ha recuperado los cadáveres de dos inmigrantes en la costa gaditana. El primero de ellos fue hallado durante la tarde del martes en la playa del Palmar y correspondía al de una mujer de origen subsahariano. El segundo cuerpo ha sido localizado este miércoles por la mañana a varios kilómetros del primero, en la playa de Chipiona.

La Guardia civil investiga si la mujer hallada muerta en El Palmar era miembro del grupo de nueve inmigrantes que cayó al mar el martes al hundirse la embarcación tipo 'toy' -juguete- en la que viajaban. Un grupo de surfista que estaba en la playa rescató a un muchacho de origen guineano, de entre 15 y 18 años, que luego explicó a los agentes que viajaba en una embarcación de plástico que se había hundido en esa zona.

Efectivos de la Guardia Civil mantienen un dispositivo para rastrear la costa en busca de más cuerpos. Por su parte, el menor guineano permanece ingresado en el hospital de Puerto Real donde se recupera de una hipotermia severa.

En cuanto al cadáver hallado en Chipiona, el instituto armado investiga si también iba en la misma patera de El Palmar y que habría sido arrastrado por la fuerte corriente o, por el contrario, viajaba en otra embarcación. De hecho, la activista Helena Maleno, de la organización humanitaria Caminando Fronteras, alertó el pasado viernes del riesgo que corrían dos pateras con nueve y once personas, respectivamente, que partieron de Marruecos hacia las costas españolas «que nadie rescató», según ha escrito la activista este miércoles en Twitter.

El pasado día 5 una embarcación con más de 40 personas naufragó en la playa gadinata de Los Caños de Meca. En el siniestro murieron 23 inmigrantes, cuyos cuerpos han sido rescuperados del agua durante las dos últimas semanas.

La Guardia Civil relacionó inmediatamente a esta mujer con el terrible relato que un día antes, el lunes por la tarde, dio un muchacho subsahariano menor de edad que fue rescatado del agua por unos surfistas en la misma playa y que fue trasladado con una hipotermia severa al hospital de Puerto Real, donde permanece ingresado.

El menor, de Guinea, contó que, tras viajar dos años por África con la esperanza de alcanzar Europa, llegó a Tánger (Marruecos).

Allí pagó 700 euros a una organización que supuestamente le iba a hacer llegar en una barca con motor a la costa española con otras seis personas.

«Lo que iban a ser seis personas fueron diez y lo que iba a ser una lancha a motor se convirtió en una 'toy' (lancha hinchable de juguete) con un sólo remo», han explicado las fuentes.

El muchacho ha relatado que en ese momento sólo vio delante dos opciones, ser detenido por la policía marroquí o hacerse a la mar en esas condiciones, y optó, como las otras nueve personas, por lo segundo.

En esa 'toy' estuvieron una semana en el mar, intentando alcanzar la costa de Cádiz.

El frío, la falta de alimentos y agua, y el fuerte oleaje hizo que algunos de los ocupantes murieran en la embarcación. Sus compañeros de viaje tiraron sus cuerpos al agua.

Otros, según el relato de este muchacho, cayeron al agua y se ahogaron porque ni ellos tenían fuerzas para volver a subir a la lancha de juguete ni los que iban en ella las tenían para ayudarles.

El resultado es que sólo este chico ha llegado con vida a la costa de Cádiz, aunque con una hipotermia severa.

Tras el hallazgo del cadáver de la mujer ayer por la tarde, la Guardia Civil no sabe si pueden llegar más cuerpos a esta costa, ya que cree que muchos de ellos perecieron en alta mar.

Esta misma semana, el pasado lunes, aparecía un nuevo cadáver de la patera que naufragó el pasado 5 de noviembre en la playa de Caños de Meca, con lo que el número de víctimas de este siniestro se ha elevado ya a 23, la mayor tragedia relacionada con la llegada de pateras en lo que va de año.

A los fallecidos en Caños de Meca se sumaron otros 13 inmigrantes muertos en la cosa de Melilla en esa misma jornada. EFE

 

Fotos

Vídeos