La Iglesia estudia que los propios sacerdotes denuncien los casos de abusos

La Iglesia estudiará que sean los propios curas los que denuncien directamente a la Fiscalía los abusos cometidos por los miembros de la Iglesia. Es lo que se va conociendo del nuevo protocolo que se está elaborando para luchar contra la pederastia. Sería un cambio importante, porque hasta ahora todas las denuncias se resolvían dentro de la Iglesia. Pero hay más: la Iglesia va a incidir en la prevención de los abusos, y lo hacen basándose en un documento que ya existe, el que ha elaborado el obispo de Astorga.-Redaccuón-