Iglesias comienza la campaña de primarias: «el destino de España se juega en Andalucía»

El líder de Podemos sitúa en el 2-D el inicio del cambio de ciclo y defiende el acuerdo de presupuestos con el PSOE

CECILIA CUERDOSevilla

Apenas 24 horas después de haber convocado primarias en Podemos para revalidarse como candidato de cara a un eventual adelanto de las generales, Pablo Iglesias se desplazó a Andalucía y situó los comicios de esta comunidad como el punto de inflexión del nuevo tiempo. «El destino de España se juega en Andalucía», aseveró en el mitin más multitudinario de campaña de la confluencia Adelante Andalucía, un proyecto que combatió desde el principio por no incluir el nombre de Podemos en la papeleta hasta que Teresa Rodríguez le ganó el pulso y al que solo mencionó de pasada en su discurso.

Iglesias arrancó encendidos aplausos de un público entregado apelando al espíritu del andalucismo de 1977, que reivindicó en la calle su derecho a ser autonomía de primera, al nivel de Catalunya, Galicia o País Vasco. «El factor decisivo para que España cambie va a volver a ser Andalucía, como hace 40 años», aseveró, atacando a los líderes nacionales que tratan de rentabilizar en la región su discurso en clave nacional. «Patriotismo es venir a Andalucía a hablar de Andalucía», defendió, «que se lo recuerden a Casado, a Rivera y a Primo de Rivera, que vienen aquí a hablar de Cataluña. Hablen de Andalucía, que aquí se juega el futuro».

Sin embargo, de su boca no salió ninguna propuesta para la región. Antes al contrario, centró su intervención en defender el proyecto de presupuestos con el PSOE y cómo beneficiará a los trabajadores andaluces. Unas cuentas que, reconoció, no son «plenamente satisfactorias» pero que incluyen algunas medidas que «arrancaron» a los socialistas y que, subrayó, «marcan la diferencia entre llegar a fin de mes con dignidad y no hacerlo».

En este punto, concedió el líder de Podemos que para que salgan adelante «hace falta más de lo que hay ahora», momento en el que apeló a los movimientos sociales que «lograron la moción de censura», como los jubilados o el feminismo del 8 de marzo para que también permitan que se aprueben los presupuestos. «Algunos creen que esto sólo tiene que ver con los partidos, pero la moción de censura fue posible porque la gente salió a la calle, por el protagonismo social y popular. Eso fue lo que empujó el acuerdo», subrayó.

«Hay algunos que siguen pensando que el factor decisivo es lo que hagan partidos de Cataluña y País Vasco, pues yo digo que el factor decisivo para que España cambie va a volver a ser Andalucía como hace 40 años», aseguró. Un cambio del que Iglesias desvinculó a la candidata socialista, Susana Díaz. «¿Hubiera sido posible ese acuerdo de presupuestos si ella hubiera ganado las primarias, o seguiría gobernando (Mariano) Rajoy?», clamó, para recordar que al final la andaluza prefirió pactar con Cs. «Me pregunto qué significa Andalucía para Susana Díaz, el segundo plato después de perder las primarias», clamó.

 

Fotos

Vídeos