El independentismo pospone una semana la huelga general contra la sentencia del 'procés'

El independentismo pospone una semana la huelga general contra la sentencia del 'procés'

El parón estaba fijada en un primer momento para el 11 de octubre, ante la previsión de que la sentencia pudiera conocerse este próximo jueves

CRISTIAN REINO

La Intersindical-CSC, el sindicato independentista próximo a la CUP que ha convocado una huelga general para vehicular las protestas contra la sentencia del Supremo contra los líderes del 'procés', ha decidido posponer el paro al menos una semana. La huelga estaba fijada en un primer momento para el 11 de octubre, ante la previsión de que la sentencia pudiera conocerse este próximo jueves, pero ahora el sindicato secesionista, que tiene una amplia representación en el sector público catalán, no así en la gran industria, donde UGT y CCOO siguen siendo mayoritarios, apuesta por celebrar la huelga el 18 de octubre, dando por buena la previsión de que el fallo judicial se haga público el próximo 14 de octubre.

El sindicato ha justificado su decisión para poder preparar la movilización en «mejores condiciones». Las huelgas políticas están prohibidas, por lo que la Intersindical convoca un paro laboral encubierto, bajo la reclamación de que se deroguen las reformas laborales y aumente el salario mínimo, pero el motivo de fondo es organizar una protesta contra la sentencia del Supremo y a favor de la secesión.

Este mismo sindicato ya ha convocado dos huelgas generales anteriormente: el 8-N de 2017 y el 21-F de este año, con seguimientos minoritarios. La cita que reivindica el independentismo es la del 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum ilegal y el mismo día del discurso del Rey, en que cientos de miles de catalanes se echaron a la calle, si bien la actividad económica no se detuvo en el sector privado, sí en cambio en la administración pública pues la Generalitat facilitó la huelga no descontando su sueldo a los funcionarios que no fueran a trabajar. CCOO y UGT ya se han desmarcado de la huelga general convocada por los independentistas.

El paro coincidirá con las protestas que han anunciado los CDR, la ANC y Ómnium, que se proponen paralizar Cataluña durante tres días a través de cinco largas marchas por las principales carreteras catalanas que confluyan en Barcelona. Sus planes pasan por que estas manifestaciones se celebren el miércoles, jueves y viernes siguientes a la sentencia del Supremo. «Hagamos de las 'Marchas por la Libertad' un clamor unánime que resuene en todas partes», han apuntado esta mañana los CDR, que se han unido a las protestas convocadas por la ANC y Ómnium. Estas marchas recorrerán unos 100 kilómetros desde Girona, Tarragona, Tárrega (Lleida), Vic y Berga (Barcelona) hasta la capital catalana. «Paremos el país», han llamado esta mañana los CDR.