Interior pide a los jefes policiales que refuercen las unidades contra la violencia machista

La secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella./Ep
La secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella. / Ep

Ordena que los agentes que realizan la valoración de riesgo y la protección de las víctimas cuenten con «los conocimientos específicos» y «una dotación adecuada de recursos»

Alfonso Torices
ALFONSO TORICESMadrid

El Ministerio del Interior ha dado instrucciones a los responsables policiales de todo el país para que refuercen las unidades que combaten la violencia machista y, de forma muy especial, a los agentes que realizan las tareas de valoración del riesgo y de protección a la víctimas.

La instrucción, firmada el 28 de septiembre por la secretaria de Estado de Seguridad, Ana María Botella, va dirigida los directores de la Policía Nacional y la Guardia Civil, a los delegados del Gobierno en cada comunidad autónoma, y al presidente de la Federación de Municipios y Provincias (FEMP), pues las policías locales de varios centenares de municipios españoles están implicados en el manejo del Sistema de Seguimiento Integral de los Casos de Violencia de Género (VioGen), el dispositivo que permite realizar las valoraciones de riesgo y que recomienda las medidas de protección necesarias.

La instrucción oficial se produce después de un septiembre negro en el que hasta nueve mujeres perdieron la vida a manos de sus parejas o exparejas, un número de víctimas mortales de la violencia machista en España que ya se eleva a 41 en lo que va de año.

Botella da dos órdenes a los los directivos y jefes de las unidades centrales y territoriales de los distintos cuerpos policiales. La primera es que «se aseguren» de que las unidades y los agentes encargados de realizar las valoraciones de riesgo y la protección de las víctimas -y en su caso de sus hijos- cuenten con «la dotación adecuada de recursos humanos y materiales» para llevar a cabo su labor «con la eficacia y el rigor necesarios». La segunda, que dispongan las medidas necesarias para asegurarse de que todos los agentes encargados de las valoraciones de riesgo y de la protección, sea en las oficinas de recepción de denuncias o en las unidades especializadas, «dispongan en todo momento de los conocimientos específicos» para gestionar con eficacia el VioGen y para adoptar las medidas que contemplan los protocolos de actuación en vigor.

«Redoblar esfuerzos»

La instrucción recuerda que en la tarea de estos agentes no solo está realizar la primera evaluación de riesgo a través de los cuestionarios del VioGen y definir medidas de protección provisionales -que luego definirá el juez-, sino también modificar al alza la protección atendiendo a las informaciones o indicios de que puedan disponer, y mantener esta información sobre la víctima y la valoración del riesgo «debidamente actualizada».

La secretaria de Estado indica que la labor policial contra esta lacra merece «un reconocimiento», pero que, la persistencia del fenómeno, «nos exige y convoca a todos para que redoblemos nuestra exigencia profesional para el cumplimiento proactivo y estricto de las medidas y normas de actuación e intervención previstas en el protocolo». Recuerda que, desde la entrada en funcionamiento del VioGen, en julio de 2007, las fuerzas policiales españolas -nacionales, autonómicas y locales- han protegido con este servicio a 515.000 víctimas de la violencia machista y que, para ello, han realizado 3,4 millones de evaluaciones del riesgo al que se enfrentaban estas mujeres.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos