Forn liderará desde prisión la candidatura de JxCat a la alcaldía de Barcelona

El exconseller preso Joaquim Forn (PDeCAT) en una imagen de archivo./EFE
El exconseller preso Joaquim Forn (PDeCAT) en una imagen de archivo. / EFE

La consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, podría ir de número 2 y dejar el Gobierno de Quim Torra

CRISTIAN REINOBarcelona

El exconsejero del Interior, Joaquim Forn, en la cárcel de Lledoners a la espera del juicio del 1-O, en el que se enfrenta a 16 años de prisión, ha confirmado esta mañana a través de una carta en su cuenta de Twitter, que será candidato a la alcaldía de Barcelona en las elecciones de mayo.

«He tomado la decisión de encabezar una candidatura integradora, solvente y transversal para ganar la alcaldía de Barcelona. Quiero liderar un proyecto de transformación de la ciudad sólido y riguroso para situar Barcelona, de nuevo, en el centro de todo», afirma.

Forn, que ya fue teniente de alcalde de Barcelona, como número 2 del entonces alcalde convergente Xavier Trias, no aclara bajo qué siglas concurrirá a las elecciones. «Soy inocente y me siento libre. No acepto que por estar encerrado no pueda poner en marcha el proyecto de transformación que tengo para Barcelona», ha señalado.

Forn cuenta con la exconsejera Neus Munté, que fue quien ganó las primarias del PDeCAT. Pero el espacio neoconvergente aún tiene que acabar de configurar la integración del PDeCAT en la Crida, la formación que impulsan Puigdemont, Torra y Sànchez, que se constituye este sábado, y decidir si concurre bajo el PDeCAT, la Crida o JxCat. El consejero de Territorio, Damià Calvet, ha señalado en cualquier caso esta mañana en Rac-1 que la fórmula será JxCat, porque es «ganadora».

Lo que está pendiente también es quién será número 2 de Forn, toda vez que el exconsejero no podrá ejercer una vez que sea elegido en las municipales por su situación jurídica. La consejera de la Presidencia, Elsa Artadi, lleva semanas estudiando su paso a la política municipal, lo que abriría una crisis de gobierno en el gabinete de Quim Torra. Además, la candidatura de Forn tiene pendiente la integración de Ferran Mascarell, de la Crida, que anunció una candidatura independiente, así como de Jordi Graupera, que cuenta con el aval de la ANC.

La candidatura de Forn, a la que las encuestas dan en torno a cuatro concejales, competirá contra Ernest Maragall, como cabeza de cartel de ERC, contra Ada Colau, de los comunes, contra Manuel Valls, independiente que cuenta con el apoyo de Cs, y contra Jaume Collboni, del PSC.

Forn resalta que se presenta porque conoce la ciudad y su complejidad -fue primer teniente de alcalde de Seguridad y Movilidad el pasado mandato, con Xavier Trias como alcalde-, y añade como motivo para tomar esta decisión: «Me presento porque tengo derecho».

«Porque no hacerlo, y dar por hecho que se me arrebatan mis derechos políticos, justamente la libertad, sería aceptar y dar por buenas las razones de los que han construido artificiosamente la narrativa que me mantiene preventivamente en prisión», ha resaltado el exconseller.

Ha señalado que ha pensado «durante mucho tiempo en la celda de la cárcel» esta decisión, que toma en vísperas de un juicio por delitos de los que asegura que se le acusa injustamente, por lo que lo afronta convencido de su inocencia y como una oportunidad de hacer prevaler la dignidad y la coherencia por encima de la represión, ha dicho.

Asegura que es inocente y que se siente libre, por lo que se ve en igualdad de condiciones que el resto de personas que quieran presentarse: «Estar encerrado no es ninguna ventaja. Más bien lo contrario. Pero sería deshonesto conmigo mismo y con la ciudad si aceptara dócilmente que esto es suficiente para imposibilitar la puesta en marcha de un proyecto político de transformación».

Se presenta porque ha estado muchos años madurando cuál es el proyecto político y de transformación que Barcelona necesita: «Tengo Barcelona en la cabeza y en el corazón. La conozco», ha destacado, y ha defendido que la ciudad debe ser de todos y que no es amiga de los sectarismos.

«Me presento porque quiero ser motor de cambio en la reversión del modelo al que Barcelona está sometida desde las últimas elecciones municipales» y para dar continuidad al proyecto iniciado en el anterior mandato con Trias, esta vez liderado por él y con su sello personal y el de su equipo, ha dicho.

Barcelona, en el centro

«Barcelona no es un cromo que cambiar ni una variable secundaria de una ecuación múltiple», sino que Barcelona debe situarse en el centro de todo, ha defendido, y ha apostado por una ciudad que respete la diferencia, que trabaje para buscar consensos, que no imponga sino que seduzca y que escuche y que no haga callar.

Se presenta porque quiere «recuperar la ambición, el rigor, el diálogo y el liderazgo» y una Barcelona fuerte que sea espacio de prosperidad y de oportunidades al servicio de los ciudadanos mediante un trabajo en equipo al servicio de Barcelona y de los barceloneses.

 

Fotos

Vídeos