Justicia estudia reducir el «excesivo» número de aforamientos

La ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. /EP
La ministra de Justicia, Dolores Delgado, durante la sesión de control al Gobierno en el Congreso. / EP

Delgado apuesta por mantener el fuero de los parlamentarios pero solo por hechos relacionados con sus cargos

R. C.

El Ministerio del Justicia ha encargado un «riguroso» estudio para tratar de reducir el «»excesivo número» de aforados en España. No obstante, el Gobierno no quiere limitar tampoco en extremo esta figura, ya que la cree indispensable para garantizar la «inmunidad» de senadores y diputados frente al Poder Ejecutivo. La posibilidad que apuntan los técnicos del departamento que dirige Dolores Delgado es que el aforamiento de los parlamentarios se limitara exclusivamente a hechos supuestamente delictivos relacionados con el cargo.

Fue la propia Delgado la que desgranó en el Congreso los detalles de la reforma que se plantea el Gobierno de Pedro Sánchez. La ministra dijo que hay aforamientos «indispensables», pero se mostró de acuerdo con la interpelación del portavoz de Justicia de Ciudadanos, Ignacio Prendes, quien denunció que el aforamiento en España es ya una «anomalía de carácter universal». Prendes explicó que en España hay 17.000 aforados, frente a la decena que existen en Francia; o la inexistencia de esta figura en países como Estados Unidos, Alemania o Reino Unido.

«Todos iguales»

Delgado coincidió con el portavoz de Ciudadanos en la necesidad de «afrontar y retomar la cuestión de los aforamientos» para garantizar la «regeneración democrática» y porque «todos somos iguales ante la ley, nadie está por encima de la ley». La ministra señaló que será la Sección Procesal de la Comisión General de Codificación, órgano asesor del departamento en materia legislativa, la encargada de hacer la lista reducida de esos aforamientos «indispensables».

La titular de Justicia, no obstante, insistió en que este privilegio no puede blindar a los parlamentarios frente a todos los delitos. Reiteró que solo debería aplicarse a esos delitos cometidos en ejercicio del cargo y, para enfado de la oposición, puso el ejemplo del 'caso máster' de Pablo Casado. «Si lo ciñésemos al ejercicio de los cargos o los hechos cometidos en el propio cargo, a lo mejor el señor Casado estaría imputado como el resto de sus compañeros», espetó a la bancada del PP.

«Hay que dar ejemplo de comportamiento ético democrático, estandarizar actitudes y comportamientos de regeneración democrática, asumir una cultura de regeneración democrática sin esperar a que nos echen o sin esperar a que nos apoyen con abstenciones», apostilló Delgado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos