JxCat descarta investir a Puigdemont tras la advertencia del Constitucional

Puigdemont atiende a los medios de comunicación el pasado enero en Bruselas./REUTERS
Puigdemont atiende a los medios de comunicación el pasado enero en Bruselas. / REUTERS

La coalición secesionista abre finalmente la puerta a la presentación de un candidato viable para la Generalitat de Cataluña

CRISTIAN REINOBarcelona

Cambio de tercio en Junts per Catalunya, la coalición que lidera Carles Puigdemont. El día después de que el Tribunal Constitucional y el Consejo de Garantías Estatutarias catalán cerraran el paso a una eventual investidura del expresidente de la Generalitat, la formación independentista se mostró contraria a desobedecer al intérprete de la Carta Magna y anunció que no pedirá al presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent, que proponga al exalcalde de Girona como candidato a la reelección.

Por primera vez desde las elecciones del 21-D, JxCat lanzó ayer un mensaje trufado de realismo. Justo, además, el día en que se cumplía el medio año desde que el 'Parlament' proclamó la república, lo que derivó en la aplicación del 155 y la huida del expresidente a Bruselas, junto con una parte de su equipo de gobierno. «No forzaremos ninguna situación de desobediencia, porque sería alimentar aún más el conflicto en la mala dirección», afirmó el portavoz del grupo parlamentario secesionista, Eduard Pujol, en la agencia Efe. «Es necesario mantener la opción de Puigdemont», pero sin entrar «en un escenario de desobediencia», porque no hay voluntad de «generar nuevos problemas», insistió.

Tras las advertencias del Constitucional (notificadas ayer por un funcionario en persona) y el dictamen del Consejo de Garantías, la patata caliente pasó a manos de Roger Torrent, que convocó un pleno para el jueves y el viernes de la semana que viene, en el que se prevé debatir la propuesta de JxCat de reformar la ley de la Presidencia para incluir la 'teleinvestidura', una medida 'ad hoc' para el expresidente. Esquerra ya era contrario a poner en riesgo a la Mesa de la Cámara. Pero tras el cambio en JxCat, Torrent lo tiene ahora más fácil para modificar el orden del día y dejar la reforma legal en el cajón. Si no lo hace, el Gobierno y Cs le advirtieron que le marcarán de cerca. «No hagan cosas extrañas porque ya saben cuál será la reacción del Gobierno», avisó el ministro portavoz, Íñigo Ménez de Vigo.

La renuncia de JxCat a investir a Puigdemont abre la puerta de par en par al llamado plan D, que sería la elección de un candidato libre de causas judiciales o, como acostumbran a decir en ERC, un candidato «efectivo», que pueda formar gobierno; algo que también reclaman amplios sectores de la sociedad catalana. Y es que los tres intentos anteriores de elección presencial (Puigdemont, Sànchez y Turull) fueron, en palabras de Oriol Junqueras, escenificaciones o «gesticulaciones» que los impulsores ya sabían que no tenían más recorrido que la mera denuncia victimista. Ahora JxCat ha dado el primer paso hacia la formación de un gobierno. El siguiente paso lo tiene que avanzar Puigdemont, designando a su sucesor.

El expresidente pide a los suyos «paciencia y perseverancia» para alcanzar la independencia

La coalición aseguró que no renuncia a investir al expresidente a medio o largo plazo, según dijo ayer Pujol. Eso implicaría apostar por la elección de un candidato de transición que esté dispuesto a dar un paso al lado si en algún momento se allanara el camino judicial para su líder.

«Hemos de saber gestionar el tiempo con nuestro calendario», expresó Carles Puigdemont en TV-3. El expresidente pide a los suyos «paciencia, persistencia y perseverancia» para alcanzar la independencia. Es la estrategia del repliegue.

Grupo dividido

Está por ver si en esta etapa encajan unas nuevas elecciones. La diputada Elsa Artadi, que encabeza el sector de JxCat más próximo al exalcalde de Girona, ha alimentado estos últimos días la posibilidad de una nueva cita con las urnas, que ronda la cabeza del expresidente desde que la justicia alemana le dio un balón de oxígeno.

El abogado de Puigdemont, además, se unió ayer a los que amenazan con comicios. Fuentes secesionistas apuntan, no obstante, que JxCat está dividido en tres. Por un lado, los acérrimos de Puigdemont, con Artadi al frente; por otro, un sector intermedio abanderado por Eduard Pujol, y el PDeCAT. De ahí las dificultades para formar gobierno antes del 22 de mayo, el plazo máximo antes de que muera la legislatura.

JxCat duda de que Rajoy levante el 155 si hay Govern y no descarta elecciones

El portavoz adjunto de JxCat, Eduard Pujol, ha puesto en duda que el Gobierno de Mariano Rajoy levante el 155 si se forma Govern en Cataluña, un objetivo que ha dicho que sí persigue su grupo, si bien ha dejado claro que «las elecciones siempre se tienen que contemplar» como una posibilidad. En una entrevista con Efe a menos de un mes de la fecha límite del 22 de mayo para investir a un president, Pujol ha remarcado que tiene «claro» que el líder de JxCat, Carles Puigdemont, «volverá a ser presidente de este país», sin acotarlo en el tiempo, porque no hay que «echar a perder» una figura que está «más fuerte que nunca» tras su puesta el libertad en Alemania a la espera de la euroorden.

Y ha subrayado que «ojalá» esta hipotética investidura de Puigdemont se pudiera producir antes del 22 de mayo, sin descartar que JxCat pueda activar un plan alternativo si esta vía resultara inviable, habida cuenta de la suspensión del Tribunal Constitucional y los recursos que se podrían presentar contra la modificación de la ley de presidencia para tratar de elegirlo a distancia. «Si tenemos que tomar una decisión debe ser fruto de una reflexión» y la solución «será colectiva», ha dicho el portavoz adjunto de JxCat, sin concretar si ésta se adoptará antes del pleno del 3 y 4 de mayo en el que el Parlament prevé debatir la ley de presidencia.

Tampoco ha descartado la repetición de elecciones, pues los comicios «siempre se tienen que contemplar», ya que son «un elemento muy potente a la hora de hacer política». «Siempre tenemos que tener sobre la mesa la posibilidad de elecciones. ¿Queremos elecciones? No las queremos, pero en política no se puede desechar una carta como esta», ha subrayado.

Más información:

 

Fotos

Vídeos