El lema electoral del PSOE 'Haz que pase' se topa con la polémica

Fachada de la sede del PSOE en la calle Ferraz con el cartel y el lema de la campaña. / EFE

El PP aprovecha el eslogan impreso en letras rojas sobre la imagen de Pedro Sánchez y le añade un «y que no vuelva»

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Primer plano de Pedro Sánchez en blanco y negro, lona de tres pisos de longitud colgando de la sede de Ferraz y, en letras superpuestas en rojo, el lema con el que los socialistas aspiran a movilizar al electorado de la izquierda: «Haz que pase». La ambigüedad del eslogan generó el impacto contrario al esperado y arrastró este martes al PSOE a la controversia preelectoral del día para desazón de sus propias filas. En la sala de mandos del PP, lejos de perder el tiempo, se apresuraron a responder con un vídeo y un mensaje: «Haz que pase y que no vuelva».

Mientras los populares difundían en Twitter su montaje con el rostro de Sánchez transmutado en Gabriel Rufián, Quim Torra, Pablo Iglesias, Arnaldo Otegi y Carles Puigdemont, en el PSOE trataron de salir en defensa de su frase. «Es de Titanic, es precioso», apuntó Isabel Celaá en el acto de presentación de la campaña. A la ministra le evocó el «haz que cuente» que los protagonistas de la cinta comparten en un momento de la historia. Pero a algunas fuentes socialistas, que acogieron el lema con desconcierto, no les bastó la referencia para aprobar el eslogan.

La cita de Celaá no sólo alimentó las redes sociales, también al PP. «El Gobierno es el Titanic, un barco que se hunde, y pretende que la orquesta siga sonando», aprovechó la ocasión el líder de los populares, Pablo Casado, en el clásico recurso de dar la vuelta al eslogan del adversario.

La polémica obligó a los socialistas a salir en defensa de su estrategia. La ministra de Hacienda tradujo el 'Haz que pase' como un «llamamiento a todos los ciudadanos para que protagonicen su futuro». «¡Hagamos que ocurra, hagamos que pase!», reforzó el PSOE en Twitter con un vídeo en el que aparecen ciudadanos, de franjas de edades variadas y distintos sectores, caminando en una dirección: las urnas. Esa será su prioridad en las próximas semanas, dar la batalla contra la abstención, mover al elector. Aun con lemas más o menos acertados.

Más información: