En libertad el presidente de la Diputación de Valencia y los otros cinco detenidos

En libertad el presidente de la Diputación de Valencia y los otros cinco detenidos

Los seis siguen investigados por malversación y prevaricación por irregularidades en la contratación de personal

EFEValencia

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, y los otros cinco detenidos en el llamado caso Alquería han quedado en libertad aunque siguen investigados por malversación y prevaricación por irregularidades en la contratación de personal.

Los seis detenidos fueron trasladados a la Ciudad de la Justicia de Valencia poco después de las 16.00 horas y a las 18.15 horas abandonaba las dependencias judiciales el último de ellos después de acogerse todos a su derecho a no declarar ante el titular del Juzgado de Instrucción número 9, que lleva el caso.

El presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, ha declarado a los periodistas que estaba «muy tranquilo» y que todo había «salido bien». Arropado por familiares, Rodríguez se ha detenido ante los medios de comunicación y al ser preguntado por la destitución de sus cargos orgánicos en el PSPV-PSOE y la propuesta de sustitución al frente de la Diputación, ha comentado: «es la primera noticia, así que no lo voy a valorar».

Rodríguez ha añadido que las decisiones adoptadas por su partido son «lógicas en una situación como esta. Yo estoy tranquilo», ha agregado. Sobre su declaración, ha comentado que le ha dicho al juez que no podía «decir nada porque todo está bajo secreto de sumario» y tiene que saber primero «de qué va la causa. La acusación de una malversación de 2 millones de euros es una barbaridad. Es una desproporción absoluta. No puedo decir más».

Entre empujones de cámaras y periodistas, el también alcalde de Ontinyent ha concluido: «por favor, vale ya, la situación no ha sido fácil». A continuación se ha marchado en un coche particular con sus familiares.

Otro de los detenidos, Manuel Reguart, asesor de Rodríguez, ha salido nervioso de su declaración ante el juez y, entre gritos, ha afirmado: «esto es una barbaridad, es una desproporción. Estoy en libertad».

Tanto Agustina Brines, cogerente de Divalterra, como Ricard Gallego, jefe de gabinete del presidente de la Diputación, no han hecho declaraciones a su salida de la Ciudad de la Justicia y se han marchado en sendos coches particulares en compañía de sus familiares.

El cogerente de Divalterra, Xavier Simón, el primero en salir, a las 17.40 horas, se ha limitado a afirmar que estaba en libertad sin medidas cautelares, y el letrado de Divalterra, Jorge Cuerda, se ha expresado en términos similares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos