Las lluvias, intermitentes pero cuantiosas, obligan a los servicios de emergencia a esforzarse a fondo

El agua irrumpe con tal fuerza en la playa que a punto está de tragarse un tractor. Su conductor estaba realizando trabajos para reforzar los márgenes de la riera cuando se ha visto sorprendido por la crecida. Ha conseguido escapar a tiempo, dar la voz de alarma y que una excavadora desatasque el vehículo. Bloqueado, también, otro coche en una carretera de Cambrils, que ahora apenas se aprecia por culpa de las fuertes lluvias.-Redacción-