Miles de personas se manifiestan en Barcelona por la autodeterminación

«Tirar piedras frente a 9.000 policías no es violencia», afirman desde la organización juvenil Arran

CRISTIAN REINOBarcelona

Miles de personas se han manifestado esta tarde por el centro de Barcelona para protestar contra el Consejo de Ministros de esta mañana, para «tumbar el régimen del 78», «por los derechos sociales y políticos, por la autodeterminación y contra la represión». La marcha, en la que han participado diputados de JxCat, PDeCAT, ERC y la CUP, estaba convocada por una veintena de entidades secesionistas, entre otras la ANC, Arran, los CDR, la CUP o el Sindicato de Estudiantes de los Países Catalanes. En el manifiesto leído al final del recorrido, que ha arrando en los Jardinets de Gracía y ha transcurrido por todo el Paseo de Gracia de Barcelona, los convocantes han anunciado la puesta en marcha de un «ciclo de movilizaciones» que culminarán cuando Cataluña logre su plena soberanía y se convierta en una república. Se han mostrado además muy críticos con los partidos independentistas. Según el texto, el Consejo de Ministros de esta mañana no tenía más motivo que justificar un nuevo «despliegue» de la Policía Nacional y la Guardia Civil en Cataluña.

Marta Torrecila y Roger Español, heridos el 1-O, han calificado de «broma» el cambio de nombre del aeropuerto del Prat anunciado por el Consejo de Ministros y han reclamado la puesta en libertad de la docena de detenidos de esta mañana.

La asistencia ha sido muy numerosa, 40.000 personas según los datos que ha ofecido la Guardia Urbana, pero ha concitado a menos manifestantes de lo que es habitual en las movilizaciones independentistas. Varios factores determinan este descenso en el número de manifestantes. Por un lado, han podido influir los disturbios que se han producido esta mañana entre los grupos de encapuchados de los CDR y los Mossos en el entorno de la Llotja de Mar, donde se celebraba el Consejo de Ministros. Por primera vez, esta mañana se han visto imágenes de manifestantes independentistas recriminando la actitud violenta de los encapuchados.

La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha culpado esta mañana a Quim Torra y le ha acusado de pactar ayer con Pedro Sánchez para enfriar la movilización. El cansancio en el movimiento independentismo es cada vez más palpable, a medida que aumenta la división interna. Lo que sí une al independentismo es la reclamación de la puesta en libertad de los presos, que en breve serán juzgados en el juicio del 1-O, y los gritos contra España y a favor de la secesión y las consignas contra las fuerzas de ocupación que en este caso es la Policía catalana.

Cada uno de los partidos que ha participado en la movilización ha dado su versión sobre el Consejo de Ministros. «No han entendido nada. No nos valen los gestos», ha afirmado la portavoz de ERC, Marta Vilalta. «Este es el emplazamiento que le hacemos al Gobierno español: que sea valiente y que atienda a la demanda ciudadana de poder decidir su futuro para poder constituir una república catalana», ha añadido.

«Continuamos esperando el perdón por haber aplicado el 155», ha asegurado Eduard Pujol, de JxCat, que ha lamentado el «pobre» resultado del Consejo de Ministros. Las manifestaciones más polémicas las ha realizado la portavoz de la formación juvenil Arran, Núria Martí, que ha justificado los actos violentos protagonizados por encapuchados esta mañana en el centro de Barcelona. «Tirar piedras frente a 9.000 policías no es violencia», ha afirmado. «La violencia la ejercen los diferentes cuerpos policiales que han actuado hoy y que actúan siempre que el pueblo trabajador catalán sale a las calles», ha declarado.

Contramanifestación de la ultraderecha

Un centenar de personas están protagonizando paralemamente una manifestación impulsada por la ultraderechista Plataforma per Catalunya, entre otras entidades, en defensa de la unidad de España, que ha partido desde la plaza Artós de Barcelona.

Bajo el título «La marcha de los catalanes leales», los concentrados en la plaza Artós, varios de ellos con banderas españolas y alguna 'senyera', han iniciado una manifestación por la Via Augusta, en dirección a la plaza Francesc Macià, con una pancarta en la cabecera con el lema «Catalanidad es hispanidad».

La marcha avanza entre gritos de «Arriba España», «Esta es nuestra tierra y hay que defenderla», «Libertad presos patriotas», «España una y no cincuenta y una», «Antifascistas terroristas» o «España cristiana, no musulmana», y algunos de los participantes han coreado el himno falangista «Cara al sol».

En declaraciones a los periodistas, Jordi de la Fuente, secretario de organización de Plataforma per Catalunya, una de las impulsoras de la concentración, ha afirmado que hoy es «un día triste para toda Cataluña» y se ha mostrado «absolutamente harto y asqueado» por la «violencia que ejercen unos pocos», en alusión a los incidentes causados por los CDR esta mañana en Barcelona.

Antes de iniciarse la marcha, el representante de Plataforma per Catalunya ha pronunciado un discurso ante las personas concentradas.

Más información