Mueren dos reclusos en la prisión de Alhaurín de la Torre este fin de semana

Prisión de Alhaurín de la Torre en Málaga. /Ñito Salas
Prisión de Alhaurín de la Torre en Málaga. / Ñito Salas

Los fallecidos no presentaban signos externos de violencia

EUROPA PRESS

Dos reclusos han fallecido a lo largo de este fin de semana en la prisión de Alhaurín de la Torre, ambos sin signos de violencia, lo que, según han precisado desde Acaip-UGT, elevan a seis los presos fallecidos en lo que va de año.

En concreto, el último interno fallecido, que contaba con multitud de antecedentes, se encontraba en el Módulo 9, uno de los más conflictivos de la prisión malagueña, según han precisado desde Acaip-UGT a través de un comunicado, añadiendo que ha sido en la mañana de este domingo cuando la funcionaria de servicio lo ha encontrado muerto en su celda sin signos externos de violencia.

Han agregado, asimismo, que «aunque se sospecha que la causa de la muerte haya podido ser debida al abuso de sustancias, dicho punto no se podrá confirmar hasta que no se realice la autopsia».

Por otro lado, han informado de que el pasado viernes falleció otro recluso, también sin signos de violencia, lo que eleva a un total de seis los internos fallecidos en 2019 en la prisión de Alahurin, triplicando ya la del año pasado.

Desde Acaip-UGT han anunciado que solicitarán este lunes a la dirección que les facilite los datos que tenga, «a fin de revisar los protocolos de reparto de medicamentos, si finalmente se confirma que este aspecto está relacionado con las muertes«.

También han vuelto a criticar «la falta de personal en la prisión, alarmante en el área de enfermería por el escaso número de profesionales sanitarios, por la importancia que tiene prestar un servicio esencial, como son las prisiones, con las máximas garantías«.

El interno, que no presentaba signos externos de violencia, se encontraba en su celda del módulo 9, «uno de los más conflictivos» de la prisión malagueña, ha informado dicho sindicato.

Aunque se sospecha que la causa de la muerte haya podido ser debida al «abuso de sustancias», dicho punto no se podrá confirmar hasta que no se realice la autopsia, ha añadido ACAIP-UGT.

El pasado viernes falleció otro recluso, también sin signos de violencia, lo que eleva a seis los internos fallecidos en 2019 en la prisión de Alhaurín de la Torre, cifra que ya triplica a la del año pasado

Este sindicato solicitará mañana a la dirección que facilite los datos que tenga, a fin de revisar los protocolos de reparto de medicamentos, si finalmente se confirma que este aspecto está relacionado con las muertes.

Asimismo, ha denunciado la falta de personal en la prisión, también en el área sanitaria, «por la importancia que tiene prestar un servicio esencial como las prisiones con las máximas garantías».