La mujer atropellada en la Autovía de Extremadura, posible nuevo caso de violencia machista

La joven, de unos 30 años, apareció muerta el sábado en un carril de la autovía

J.V. MUÑOZ-LACUNA

La Guardia Civil busca a la persona que atropelló de forma intencionada a una joven de unos 30 años cuyo cadáver apareció junto a un carril de aceleración de la autovía A-5 (Madrid-Extremadura) a su paso por Santa Cruz de Retamar (Toledo) el pasado sábado por la mañana.

El delegado del Gobierno en Castilla-La Mancha, José Julián Gregorio, ha declarado este domingo que «todas las hipótesis siguen abiertas» y que no se descarta la violencia machista como móvil del crimen, es decir, que el autor del atropello podría haber mantenido una relación sentimental con la víctima. «El caso, que está bajo secreto de sumario, es tremendo, trágico y, a todas luces, doloroso», ha señalado el delegado del Gobierno en esta comunidad, quien también ha reconocido que los agentes de la Guardia Civil sospecharon en un primer momento que la mujer podría haber sido víctima de un atropello accidental al caminar por el arcén de la autovía. Sin embargo, otros indicios hicieron ver a los investigadores –agentes de la Guardia Civil y de la Policía Judicial, técnicos de laboratorio y agentes adscritos a la Dirección General de Tráfico- que el atropello había sido intencionado.

El cuerpo sin vida de esta mujer fue encontrado por un conductor que circulaba poco antes de las 8 de la mañana del sábado por la A-5 tirado en una cuneta junto al carril de aceleración de acceso a la autovía. Este conductor fue quien avisó a la Guardia Civil. La investigación del atropello se prolongó durante toda la mañana generando un atasco de 20 kilómetros en la vía. En cuanto al cadáver de la mujer, este domingo se le practicó la autopsia en el Instituto Anatómico Forense de Toledo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos