Un niño de 5 años da la voz de alarma y horas después encuentran a su madre y su hermano mayor muertos

Un voluntario alemán que se unió a las labores de búsqueda encontraba los cuerpos de Silvia y su hijo una cueva. Está  alejada unos 4 kilómetros del lugar donde se habían centrado las labores de búsqueda. Hasta el paraje les llevó el niño de 5 años que escapó de la escena del crimen. Contó que vio a su padre  agredir  salvajemente a su madre y como su hermano mayor intentó separarles y fue  golpeado también. Huyó despavorido y fue encontrado por unos senderistas. No le entendían y le llevaron a la Guardia Civil donde tardó horas en poder hablar con una intérprete. El pequeño también contó que había venido con su madre y su hermano desde Alemania  a pasar las vacaciones de Semana Santa con su padre. Se había separado pero los pequeños no lo sabían. Tomas Handrick, el detenido fue encontrado en la casa gracias a la dirección que dio para alquilar el coche que utilizó para preparar el crimen. Cuando lo detuvieron  dijo que había dejado a su familia paseando y se negó a colaborar.