Pablo Casado se rodea de fieles para reconstruir el PP

Cayetana Álvarez de Toledo. / Efe

La Junta Directiva Nacional confirma a Cayetana Álvarez de Toledo y Javier Maroto como portavoces en el Congreso y el Senado

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Punto y final en el PP al reparto del poder interno por cuotas nacido de las primarias de hace un año, en las que Pablo Casado se impuso a Soraya Sáenz de Santamaría. Entonces, el ahora presidente de los populares tuvo que aliarse con los candidatos apeados en primera ronda, entre ellos María Dolores de Cospedal, para derrotar a la exvicepresidenta del Gobierno. Aquellos apoyos fueron recompensados con puestos en un nuevo organigrama que, este martes, Casado reorganizó a su gusto en la Junta Directiva Nacional, máximo órgano del partido entre congresos.

El líder de la formación conservadora se ha rodeado de sus más fieles para sacar al partido de una crisis que le dejó el pasado 28 de abril en apenas 66 escaños, el peor resultado de su historia en unas generales. No es, ni mucho menos, una jugada nueva para una fuerza política española. El lunes, Albert Rivera acometió una ampliación de la Ejecutiva de Ciudadanos para ampliar su número de miembros, incluir a nuevos dirigentes leales a sus postulados y aislar a un cada vez más reducido sector crítico proclive a facilitar la investidura de Pedro Sánchez. El propio líder socialista purgó de los órganos de su partido a los 'susanistas' tras retomar la secretaría general en mayo de 2017.

No hubo sorpresas en la elección de los nuevos portavoces parlamentarios, cargos que ejercerán Cayetana Álvarez de Toledo en el Congreso y Javier Maroto en el Senado. La diputada por Barcelona, la única candidata del PP que logró escaño en Cataluña, era la favorita para el puesto desde que fue reclutada por Casado, quien ve en ella a «la Messi del PP». El contrapunto perfecto, además, a la liberal Inés Arrimadas. En un momento en el que PP y Ciudadanos se disputan el liderazgo de la oposición y del centro derecha, el papel que jueguen las portavoces de ambas formaciones puede resultar decisivo. Las pegas al nombramiento de Álvarez de Toledo vienen de los sectores más moderados del partido conservador, los mismos que achacan a la derechización impulsada por Casado los pésimos resultados en las generales.

En el caso de Maroto, que se quedó sin su escaño el 28-A por Álava, los populares han debido recurrir a su designación como senador autonómico por las Cortes de Castilla y León, tras un empadronamiento exprés en la provincia de Segovia que ha levantado las críticas entre los adversarios políticos.

Cambios en la Ejecutiva

Los cambios también llegan a la ejecutiva, encargada de llevar el día a día del partido. Maroto deja la Vicesecretaría de Organización, que pasa a manos de Ana Beltrán, presidenta del PP de Navarra y a partir de ahora número tres de la formación a nivel nacional. El diputado Antonio González Terol, que en el pasado sonó como posible candidato a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, se hace cargo del área territorial, en la que sustituye a Vicente Tirado, afín a Cospedal.

El periodista almeriense Pablo Montesinos asume la Vicesecretaría de Comunicación, que durante el último año ha dirigido la gallega Marta González, a quien se considera muy próxima a Alberto Núñez Feijóo. Montesinos dio el salto a la política tras el ofrecimiento del líder del partido de encabezar la lista de la formación conservadora en las generales por la circunscripción de Málaga. En solo unos meses ha pasado a convertirse en miembro de la dirección nacional.

Repiten en la ejecutiva la exministra Isabel García Tejerina y la exalcaldesa de Logroño Cuca Gamarra. El gallego Jaime Olano, hombre de la máxima confianza del presidente del partido, dirigirá la Vicesecretaría de Participación, un área de nueva creación. Entre los dirigentes salientes figura Andrea Levy, hasta ahora en la Vicesecretaría de Estudios y Programa. A partir de este momento compaginará su labor como concejal de Cultura y Deporte en el Ayuntamiento de Madrid con la presidencia del Comité de Derechos y Garantías.

Casado, que se deshizo en elogios a su nuevo equipo tras la reunión de la Junta Directiva Nacional, destacó que, con la elección como portavoces de una diputada por Barcelona y un exalcalde del PP al que amenazó la izquierda abertzale, más la líder del partido en Navarra como número tres, queda patente el rumbo que tomará su formación esta legislatura, y que consistirá en situar a Cataluña, País Vasco y la comunidad foral en el foco de su estrategia.

Más información