El PP pide a Rivera que aclare cómo pactará con el PSOE

El líder de Ciudadanos, Albert Rivera./EFE
El líder de Ciudadanos, Albert Rivera. / EFE

Los populares aspiran a replicar el acuerdo de gobierno en Andalucía allí donde sea posible

María Eugenia Alonso
MARÍA EUGENIA ALONSOMadrid

La disposición de Ciudadanos a pactar con el PSOE tras las elecciones del 26 de mayo inquieta a la dirección nacional del PP, que aspira replicar el acuerdo de gobierno en Andalucía en todas las comunidades y ciudades que sea posible. Pero Albert Rivera y su círculo descartan convertir de forma automática a los populares en socios preferentes e insisten en que priorizarán pactos «entre constitucionalistas, centrados, de progreso y reformistas» sin revelar por el momento sus preferencias.

La única línea roja que se han marcado en la formación naranja es negociar con el PSOE tras los comicios generales si Pedro Sánchez sigue al frente del partido. Consideran que su figura «es un obstáculo» para el diálogo y el pacto entre los partidos constitucionalistas porque «ha roto todos los puentes» entre las tres principales formaciones -PP, PSOE y Ciudadanos- y se ha echado en manos de Podemos y los independentistas. «Sánchez se ha convertido en un impedimento que ha embarrado la política nacional», advirtió este lunes Rivera.

En los últimos meses los liberales intentan diferenciar entre el socialismo y 'sanchismo' buscando desgastar la imagen del presidente del Gobierno sin cargar las tintas contra las siglas del PSOE, en cuyo caladero de votos siguen pescando. «Rivera debería aclarar si su intención es reforzar a Sánchez y a las coaliciones de izquierdas», remarcó ayer la vicesecretaria de Comunicación del PP, Marta González.

Desde el partido de Pablo Casado piden al líder centrista que aclare cuál es su política de pactos ya que temen que el catalán quiera «jugar al cambio por el cambio» y se siente a negociar, si los números dan, con algunos barones alejados de las tesis de Sánchez. Aunque de puertas hacia fuera los populares insisten en que no temen perder gobiernos por el camino si no hay acuerdo con Ciudadanos, en privado algunos dirigentes reconocen que esa posibilidad es real y que de no pactar con los liberales algunas de sus comunidades históricas, como Castilla y León, estarían en la cuerda floja.

Más información

 

Fotos

Vídeos