El 70% de la militancia de Podemos respalda un Gobierno de coalición sin vetos del PSOE

Pedro Sánchez estrecha la mano a Pablo Iglesias./
Pedro Sánchez estrecha la mano a Pablo Iglesias.

En la consulta convocada por Pablo Iglesias han participado 138.488 inscritos

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Las bases de Podemos han dictado la sentencia que era de esperar. Los diputados de la formación morada solo apoyarán la investidura de Pedro Sánchez a cambio de un Gobierno de coalición en el que los socialistas no puedan imponer ningún veto, lo que supone la entrada de Pablo Iglesias en el Consejo de Ministros.

El líder podemista se guardaba esta carta por si las negociaciones con el presidente en funciones encallaban, y le ha funcionado. Sánchez tiene ahora seis días para decidir si acepta las exigencias que se le han planteado o deja que corra el reloj para que, de mantenerse el bloqueo, en dos meses se confirmen las que serían las cuartas elecciones generales en cuatro años.

En la consulta convocada el pasado viernes y que concluyó ayer han participado 138.488 personas, de las que un 70% ha apoyado la opción defendida por la cúpula del partido. El resultado es vinculante, por lo que, si el PSOE no da marcha atrás en su negativa a entregar carteras a dirigentes de Podemos, la investidura de Sánchez acabará, salvo sorpresa de última hora, en fracaso.

Sin sorpresas

El resultado no supone ninguna sorpresa. En sus cinco años al frente del partido, Iglesias nunca ha perdido una votación. Sí es significativo que un 30% de las bases haya votado en contra del criterio de la dirección nacional, que hizo campaña hasta el último minuto a favor de la propuesta del gobierno de coalición como línea roja. Sólo una vez se registró un porcentaje mayor en contra del secretario general. Fue cuando Iglesias e Irene Montero pusieron su cargo a disposición de los inscritos tras destaparse que habían comprado un chalet por más de medio millón de euros. Entonces un 31,58% abogó por su dimisión.

El apoyo de la militancia blinda a su secretario general frente a las presiones de su homólogo socialista. Iglesias mantendrá que su deber es cumplir las órdenes de sus inscritos. La duda que resta ahora es si los representantes de Podemos en la Cámara baja se abstendrán o votarán en contra de la investidura. En las teledirigidas opciones que la ejecutiva morada presentó a sus bases para que eligieran no se incluía esta variable. Queda también pendiente saber qué posición adoptarán los otros socios de Unidas Podemos. Izquierda Unida, Equo y las confluencias catalana y gallega aún deben anunciar el sentido de su voto, aunque no han dado muestras de tener intención de votar de forma diferente a los diputados de la formación morada.

Participación

Los 138.488 votos registrados suponen una participación del 70% del censo activo, que asciende a 190.000 personas, que son los inscritos que han accedido al menos una vez en el último año a la web de participación del partido. Si se toma como referencia el censo total, que se eleva a más de medio millón de simpatizantes, el porcentaje cae al 26,6%.

Pese estar en juego un gobierno progresista y una posible repetición electoral, esta no ha sido la consulta que más interés ha recabado entre los militantes morados. El ránking lo lidera con 188.176 votos la convocada a causa del chalet del secretario general y la portavoz parlamentaria. La participación en el portazo de las bases de Podemos a un Ejecutivo monocolor socialista también ha sido inferior a la registrada en abril de 2016, cuando se preguntó sobre el apoyo a una coalición entre el PSOE y Ciudadanos. Entonces se contabilizaron 149.513 sufragios, 11.000 más que en esta ocasión.

Más información: