PP y Cs retrasan la reforma de la Ley de Memoria Histórica para exhumar a Franco

Cripta de la catedral de la Almudena. / Archivo

El Gobierno mantiene su carrera contra el reloj para aprobar medidas que permitan sacar antes de fin de año al dictador del mausoleo que ordenó construir

Ander Azpiroz
ANDER AZPIROZMadrid

Continúa el toma y daca en torno a la exhumación y traslado de los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos. El Gobierno mantiene su carrera contra el reloj para aprobar medidas que permitan sacar antes de fin de año al dictador del mausoleo que ordenó construir e impedir después que su nueva tumba se ubique en la catedral de la Almudena, pero cada vez le surgen nuevos obstáculos.

Tanto PP como Ciudadanos quieren presentar enmiendas a la reforma de la Ley de la Memoria Histórica, a traves de la cual se pretende blindar la exhumación. Esto prolongará la tramitación al menos una semana más, según acordó este martes la Mesa del Congreso, en la que populares y liberales disponen de mayoría. A pesar de este parón, fuentes de Ciudadanos aseguran que su intención no es congelar la tramitación, sino incorporar sus propias enmiendas basadas en el informe que elaboró un grupo de expertos en los últimos meses del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

La maniobra de PP y Ciudadanos en el Congreso es el último contratiempo que le ha sobrevenido al Ejecutivo desde que anunció sus intenciones a finales del pasado junio. Conservadores y liberales no se oponen, al menos en público, a la exhumación, pero consideran que en ningún caso es un asunto urgente, y mucho menos en un momento en el que el Gobierno está respaldado por una exigua minoría en la Cámara baja. El secretario general de los populares, Teodoro García Egea, se ratificó en que es preferible ocuparse de lo que ocurrirá con el país los próximos 40 años y no de lo que le sucedió hace 40.

Espacios públicos

El PSOE anunció el lunes que una de las reformas que prevé incorporar a la Ley de la Memoria Histórica contempla prohibir que los restos de Franco sean sepultados en un lugar visible de la catedral madrileña. A esto se sumaría la prohibición de exaltar la dictadura en espacios públicos.

Se trata, en suma, de obligar a los nietos a que inhume a su abuelo en un lugar privado donde no pueda ser visitado má que por la familia. «Vamos a exhumar al dictador, pero no vamos a permitir que la exhumación se convierta en una oportunidad para enaltecer el franquismo en cualquier espacio público de nuestro país», afirmó este martes el secretario general del grupo socialista en la Cámara baja, Rafael Simancas.

El PSOE se prepara para impedir por medio de la ley que la voluntad de la familia Franco se imponga a la mayoría del Congreso

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos