El PSOE suspende cautelarmente de militancia a la alcaldesa acusada de nepotismo

El PSOE suspende cautelarmente de militancia a la alcaldesa acusada de nepotismo

El secretario general de los socialistas madrileños, José Manuel Franco, descarta apoyar una moción de censura contra Noelia Posse y confía en que esta dimita

Miguel Ángel Alfonso
MIGUEL ÁNGEL ALFONSOMadrid

El PSOE madrileño ha agotado este jueves la paciencia frente a uno de los casos más polémicos de nepotismo vividos en política en los últimos años. La Ejecutiva Federal del partido ha suspendido cautelarmente de militancia a la alcaldesa de Móstoles, Noelia Posse, después de que esta contratara a dedo en menos de un mes a su hermana, asecendiera a su tío y subiera el sueldo a un exnovio.

El secretario general del PSOE de Madrid, José Manuel Franco,ya había pedido el miércoles a Posse que «diera un paso al lado» y otro compañero asumiera la alcaldía. Incluso sugirió la posibilidad de que los propios socialistas se sumaran a la moción de censura que preparan Ciudadano y Podemos en el consistorio mostoleño para arrebatar el bastón de mando a Posse.

Sin embargo, Franco ahora sostiene que no apoyarán «nunca» una moción de censura que parta «de un grupo político de la derecha» en Móstoles. Por lo que los socialistas siguen manteniendo la esperanza de que Posse dimita y eso permita tener otro alcalde del partido.

Por su parte, Posse había enviado una carta a la Ejecutiva regional pidiendo disculpas por el posible daño causado. En la misiva también solicitaba la suspensión cautelar de militancia para poder defenderse y no dañar más al partido.

Gobierno en minoría

Se da la circunstancia de que los socialistas se habían quedado en minoría en el pleno del Ayuntamiento con diez concejales, después de que Más Madrid, su principal socio de gobierno con dos ediles, diera la espalda a la regidora y retirase su apoyo por estos casos que calificaron como «enchufismo». En ese momento, el PSOE subió el tono de su discurso contra Posse, ya que veía peligrar su poder en el segundo municipio más grande de la Comunidad -solo después de Madrid-. El presidente del Gobierno en funciones y compañero de partido, Pedro Sánchez, llegó a calificar la postura de la alcaldesa de «sorprendente».