Rajoy carga contra los «inexpertos lenguaraces» de Ciudadanos y esquiva el caso Cifuentes

Mariano Rajoy saluda a los asistentes al comienzo del acto de clausura de la Convención Nacional del PP. / Julio Muñoz (Efe) I Atlas

El presidente pone al PP en modo electoral «sin tiempo que perder» y pide a los suyos salir a ganar «como siempre» en un discurso diseñado para intentar desmontar a la oposición

Nuria Vega
NURIA VEGAMadrid

Mariano Rajoy empezó hoy en alto con un discurso construido para desmontar a la oposición. Pero, sobre todo, a Ciudadanos. «El alcalde del pueblo más humilde de la sierra de Grazalema tiene más experiencia de gobierno, de ajustarse a un presupuesto, de mirar por el bien común que esos inexpertos lenguaraces que tantos consejos regalan». El auditorio estalló en aplausos y el presidente les concedió más metralla. «No tienen una idea sobre España, y lo que es peor parece que no tienen ni idea de España». «Escudriñan y buscan fuera las recetas que se supone que necesitamos, como quien compra imanes para decorar un frigorífico». Y ante un PP entregado se dispuso a enumerar las bondades y los logros de gestión de su Gobierno.

Para eso se convocó la convención nacional que el presidente ha clausurado esta mañana en Sevilla, Para insuflar ánimos a los populares frente a un adversario que avanza sin piedad en los sondeos y poner al partido en modo electoral aunque quede un año para las elecciones autonómicas, municipales y europeas de 2019. «Os digo que no queda tiempo que perder, tenemos que convencer a todos de la vigencia de nuestro proyecto y de que somos gente de palabra que cumple sus compromisos», ha reclamado a los suyos.

Su propuesta sigue siendo la misma que planteó en las elecciones generales de 2015 y en las de 2016. A eso lo fía todo: a ser capaz de trasladar al votante que sólo el PP conjuga experiencia y garantía de gestión. Que únicamente los populares son «especialistas en salvar las dificultades» y resolver las crisis. Que lo demás -un saco en el que entran PSOE, Podemos y Ciudadanos- es, ha dicho, una «apuesta». «Son una hipótesis y nosotros, una certeza», ha defendido.

Pero para apuntalar a su electorado de centro derecha necesita «un proyecto atractivo», una «hoja de servicios contratada» y el aval de su trayectoria. Los elementos con los que garantiza que el PP concurrirá a los comicios del próximo año. «Salgamos a ganar como siempre hemos hecho, con nuestros valores sólidos e ideas claras, convenciendo a todos de lo que defendemos», ha apelado.

Mientras tanto, se propone salvar los Presupuestos, que incluyen lo que a Rajoy le «habría gustado hacer» en 2012, intentar alcanzar pactos en materia de agua y financiación autonómica y seguir defendiendo el imperio de la ley en Cataluña. En cuanto al desafío secesionista ha proclamado que «más pronto que tarde todo será un mal recuerdo en la historia centenaria del país».

En conclusión, la clausura del cónclave ha sido fundamentalmente una reivindicación de lo propio, del pragmatismo y el modo de hacer de su presidente. Ni una palabra sobre la polémica del máster de Cristina Cifuentes que amenaza con llevarse por delante a la presidenta regional.

Más información

 

Fotos

Vídeos