Los Reyes comienzan su viaje de Estado a Argentina 'encerrados' en el avión

El rey Felipe VI y la reina Letizia junto al presidente argentino, Mauricio Macri y la primera dama, Juliana Awada. / Foto: EFE / Vídeo: Europa Press

Don Felipe y doña Letizia tuvieron que esperar más de una hora a que llevaran hasta el aparato una escalerilla de suficientes dimensiones

MARCELA VALENTEBuenos Aires (Argentina)

Tras una estrambótica llegada por la demora en conseguir una escalera que les permitiese descender del avión de la Fuerza Aérea Española, los Reyes de España comenzaron este lunes su viaje de Estado a Argentina con un almuerzo con el presidente Mauricio Macri y su esposa, Juliana Awada, en la Casa Rosada, sede de la presidencia del país latinoamericano.

Macri destacó que interpretaba la visita como «una muestra de afecto y apoyo al cambio que están llevando a cabo los argentinos, con transformaciones profundas que requieren esfuerzo». El mandatario argentino aludió de esa forma a los efectos de una profunda recesión que está provocando aumento del paro y la pobreza. «Son los mismos cambios que en su país hicieron hace muchos años y que evolucionaron hacia una mejor calidad de vida» para los españoles, afirmó Macri ante el jefe del Estado.

En su turno de palabra, Felipe VI declaró que España respalda a Argentina «como siempre lo ha hecho en momentos difíciles». «Somos muy conscientes de la situación por la que han atravesado y apoyamos todos los programas de reformas que están en marcha», subrayó. El monarca también resaltó que en esta visita pretende impulsar la relación estratégica que España tiene con Argentina y la que vincula a la Unión Europea con Mercosur.

«Coyunturas difíciles»

Felipe VI ha subrayado este lunes ante el presidente argentino, Mauricio Macri, que «España ha apostado siempre por Argentina, incluso en las coyunturas más difíciles, y va a seguir haciéndolo», en el discurso que ha pronunciado durante la cena de gala con motivo de su visita de Estado al país.

El incidente

Los reyes llegaron el domingo a las 21:00 horas de Argentina al Aeroparque Jorge Newbery de la ciudad, pero debieron permanecer en el Airbus A-310 en el que viajaron durante casi una hora por falta de una escalerilla adecuada para permitir su desembarco. Se especuló con la posibilidad de que la nave volviera a despegar y aterrizara en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, pero no fue necesario.

Finalmente apareció la escalera adecuada y Felipe VI pudo descender junto a doña Letizia. El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Jorge Faurie, los acompañó después el hotel donde se alojarán durante su estancia en Buenos Aires.

Los portavoces del Gobierno argentino explicaron que la encargada de proveer la escalera era la empresa privada Intercargo, que brinda servicios en el aeropuerto. También que el hangar donde estaba la escalerilla adecuada estaba cerrado.

Este lunes los monarcas comenzaron el día con una ofrenda floral en el Monumento al General San Martín y luego visitaron al mandatario argentino en la Casa Rosada. Los reyes tienen previsto reunirse además con autoridades del Congreso y de la Corte Suprema de Justicia de la Nación y con empresarios y representantes de la comunidad española en Argentina, que es la más numerosa fuera de las fronteras españolas.

Un maletín de cuero y un poncho

El presidente de Argentina, Mauricio Macri, y su esposa, Juliana Awada, han obsequiado este lunes con un maletín de piel al Rey de España, Felipe VI, y con un poncho a la Reina Letizia.

Tras los primeros saludos y una intervención de bienvenida con palabras de los dos jefes de Estado, la pareja real, el presidente argentino y su esposa procedieron al habitual intercambio de regalos en una visita de estas características.

Fuentes españolas informaron de que el presidente Macri y su esposa regalaron a Don Felipe un maletín de piel y a la Reina un tradicional poncho argentino.

Por su parte, los Reyes regalaron al jefe del Estado argentino y su esposa una maqueta de la nao Victoria, el barco que realizó por vez primera una circunnavegación en un viaje de cuyo inicio se cumplen 500 años en 2019.

También con motivo de esta celebración les regalaron una obra con reproducciones de las cartas de navegación durante ese periplo de Juan Sebastián Elcano y Fernando de Magallanes.

Además, obsequiaron a la primera dama argentina con un joyero y con cristalería de la Real Fábrica de La Granja, ubicada en la provincia de Segovia.