La sala del Supremo que vio el impuesto hipotecario, la que más tarda en resolver

La sala del Supremo que vio el impuesto hipotecario, la que más tarda en resolver
Fotolia

Los asuntos contenciosos admitidos tiene una duración media de 17 meses frente a 16 de los civiles, 15 de la jurisdicción social y cinco de la penal

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

La Sala Tercera del Tribunal Supremo, la misma que resolvió el polémico asunto del impuesto hipotecario, dando la razón a la banca en detrimento del cliente, es la jurisdicción del alto tribunal que más tiempo tarda de media en resolver los procedimientos en marcha, más de 17 meses desde que se admiten a trámite. Los datos son del Consejo General del Poder Judicial, que por vez primera informó ayer de forma global de los tiempos de duración de los asuntos judiciales tanto por órgano como orden jurisdiccional de todo el país.

Tras esta sala del Supremo le sigue la especializada en asuntos civiles, que tiene un tiempo estimado de 16 meses, y la de lo Social, que tarda 14 meses en resolver los procedimientos en marcha. Por detrás, y a gran distancia, quedan la Sala Segunda (de lo Penal), cinco meses, y de lo Militar, menos de cuatro meses.

Con respecto a los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos, la duración de los asuntos en las salas civil y penal se ha elevado en la última década de los tres a los cinco meses. Entre comunidades, en la Región de Murcia los magistrados llegaron a tardar ocho meses y en el País Vasco, donde menos, poco más de dos. Más atascada está la situación en las salas de lo contencioso de lo tribunales superiores. La duración media supera los 14 meses, pero en Cataluña o la Comunidad Valenciana está por encima de 20.

Con respecto a las audiencias provinciales, en material penal, los procedimientos se tramitan en menos de tres meses de media y entre comunidades destaca La Rioja, más de medio año, y en el polo opuesto está Extremadura, que no llega a un mes.

 

Fotos

Vídeos