Sánchez admite ya que sin Presupuestos no podrá agotar la legislatura

Los partidos de la oposición reclaman al jefe del Ejecutivo que deje de «marear» a los ciudadanos con la fecha de los comicios

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASMadrid

Fue el propio Pedro Sánchez el que adujo el pasado viernes, desde Guatemala, que no quería «marear a los españoles». Lo hizo para justifcar su decisión de no presentar siquiera los Presupuestos Generales del Estado en el Congreso si no tiene garantizado el apoyo de antemano. También fue él quien hace apenas quince días comunicó a la ejecutiva del PSOE su intención de seguir gobernando hasta 2020 «con o sin» cuentas públicas. Este martes dio un giro de 180 grados a ese discurso. «Sin Presupuestos, mi vocación de agotar la legislatura se ve acortada», dijo para sorpresa incluso de algunos de sus colaboradores en una jornada organizada en Madrid por la revista 'The Economist'.

Las palabras del presidente del Gobierno llegan después de que el lunes el secretario de Organización de los socialistas, José Luis Ábalos, abriera ya la puerta a un adelanto electoral con una afirmación que el propio Sánchez consideró de «sentido común», pero que contraviene la máxima a la que se había atenido hasta ahora. «Sabiendo cómo esta la política no hay que aventurar nada», dijo Ábalos cuando se le preguntó sobre la posibilidad de que se produzca un 'superdomingo', es decir, una confluencia de las elecciones generales con las autonómicas, municipales y europeas previstas para el 26 de mayo.

El resto de formaciones políticas empiezan a estar intranquilas con esta 'yenka' y no sólo el PPo Ciudadanos, también Compromís, la formación con la que Podemos concurrió a las últimas legislativas en las provincias de la Comunidad Valenciana, recurrieron hoy a los mismos términos empleados por el jefe del Ejecutivo hace cuatro días para exigirle que deje de «marear». Pablo Casado, le instó a convocar ya elecciones en vez de «jugar» a un «juego de plazos» en una «estrategia partidista». «No se caliente mucho, no busque tantas fechas, la próxima, ya. Convoque elecciones antes de final de año, cuando sea», dijo también Albert Rivera.

Sánchez admite ya que sin Presupuestos no podrá agotar la legislatura

Joan Baldoví, el portavoz de la formación valenciana no fue menos duro, pero su planteamiento fue el contrario. «Se ha demostrado que hay una mayoría, que estamos aprobando decretos ley –dijo– y lo que tendría que hacer el Gobierno es gobernar y dejarse de especular». Sin embargo, añadió que si esa no es la intención del Ejecutivo debería decirlo de una vez por todas.

Estabilidad

En el acto organizado por el semanario británico, Sánchez apeló a su planteamiento durante la moción de censura contra Mariano Rajoy, en la que marcó tres etapas «moción de censura, estabilidad y elecciones». Medir cuándo hay estabilidad para un Gobierno que se sustenta en tan solo 84 diputados de los 350 que tiene el Congreso no parece sencillo. Más bien es algo abierto a interpretaciones subjetivas. No en vano, la presidenta de Andalucía, Susana Díaz, alegó en su momento que ella adelantaba elecciones porque su comunidad no merecía «la inestabilidad que hay en el resto de España».

El presidente del Gobierno aseguró a este respecto que la cita electoral tendrá lugar cuando él considere beneficiosa para el «interés general del país». «No lo voy a hacer ni en aras del interés de mi partido ni, por supuesto, porque me lo indique este partido o aquel otro», argumentó. La afirmación, sin embargo, choca con el hecho de que haya creado en la Moncloa un departamento que, bajo la batuta de su jefe de gabinete, el consultor político Iván Redondo, se dedica fundamentalmente a tomar la temperatura a la opinión pública con continuos análisis de encuestas.

Más información

 

Fotos

Vídeos