Pedro Sánchez avisa al secesionismo de que debe elegir diálogo con él o elecciones

Pedro Sánchez participa en el foro organizado por Reuters. / REUTERS

El presidente del Gobierno ve posible aprobar los Presupuestos pese a la imposibilidad de reformar la ley de estabilidad

Paula De las Heras
PAULA DE LAS HERASEnviada especial a Nueva York (EE UU)

Pedro Sánchez admitió este jueves ante el Foro Reuters, en Nueva York, que la estabilidad de su Gobierno depende prácticamente por entero de los secesionistas catalanes. Es más, convino en que en el momento que los independentistas lo deseen su mandato habrá acabado, pero se mostró esperanzado en que también la Generalitat de Cataluña y los partidos soberanistas sepan ver las ventajas de que sea él quien está en el Gobierno, como hicieron cuando le dieron su apoyo en la moción de censura contra Mariano Rajoy.

En las últimas semanas, Esquerra y el PDeCAT han vinculado su apoyo a los Presupuestos con más gestos del Gobierno. Joan Tardà, portavoz de ERC en la Cámara baja, llegó a advertir a Sánchez en una sesión de control en el Congreso que si no da orden a la Fiscalía General para que retire las acusaciones de rebelión contra los procesados por el intento de ruptura será «casi imposible» que ellos entren a negociar las cuentas. Y Carles Campuzano, de la antigua Convergència, argumentó el miércoles que aunque el Ejecutivo «se ha movido un poquito» está «lejos de lo necesario» para que su formación le permita seguir gobernando.

El Ejecutivo es tan consciente de esto que lleva días esforzándose por lanzar mensajes contemporizadores en los que hace ver su incomodidad con la situación de prisión preventiva decretada por el juez Pablo Llarena. El propio Sánchez evitó el domingo reprender a la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, que se había mostrado partidaria de conceder indultos en caso de que haya una condena, y, aunque -como volvió a hacer este jueves en Estados Unidos- eludió anticipar personalmente cuál será su posición, también defendió que la «empatía» es necesaria para resolver la crisis catalana.

Ante las preguntas del presidente y editor jefe de Reuters, Stephen Adler, sobre lo «peliagudo» de la situación en la que se encuentra, Sánchez reconoció dificultades, pero de alguna manera dio a entender que el balón también está en el tejado de l mundo secesionista, que vive un debate interno sobre la conveniencia de adoptar una posición pragmática y pelear por ampliar su base social a largo plazo o retomar la vía unilateral. «Con diálogo, podemos crear el espacio para resolver el problema de Cataluña, dentro de la ley», adujo.

Comprensión

«Ellos ya sabían cuál era nuestra posición, sabían que defendemos la Constitución, la integridad territorial y la soberanía nacional y que también reconocemos la diversidad y la identidad catalana», recordó. Así que les emplazó a elegir: «Si priorizas el conflicto, se acabó la legislatura, iremos a elecciones y si priorizas la cooperación en políticas sociales y otras podemos llegar hasta 2020, que es mi objetivo».

El jefe del Ejecutivo ya ha dejado claro en varias ocasiones que cree posible agotar su mandato pese a las muchas dificultades que se le presentan en el camino. Para lograrlo será necesario que apruebe los Presupuestos y a estas alturas, después de todos los obstáculos que han puesto el PP y Ciudadanos a la reforma de la ley de estabilidad, ya da por hecho que tendrá que hacerlo con los objetivos de déficit acordados por el anterior Ejecutivo y no por los que él había logrado negociar con Bruselas, que permitirían a las administraciones, en conjunto, en torno a 6.000 millones más de gasto.

La reforma de la ley de estabilidad era una exigencia de sus socios parlamentarios, entre ellos Podemos, para negociar las cuentas. «Espero que entiendan -zanjó este jueves- que lo hemos intentado» .

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos