Santi Vidal recurrirá su exclusión de la carrera judicial pero admite que no espera «nada»

Santi Vidal./Marta Pérez (Efe)
Santi Vidal. / Marta Pérez (Efe)

El exjuez defiende que puede hacer su trabajo perfectamente y con «imparcialidad»

EUROPA PRESSBarcelona

El exjuez y exsenador de ERC Santi Vidal ha explicado este viernes que recurrirá la decisión del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) de denegarle el reingreso a la carrera judicial por "falta de lealtad" a la Constitución Española. "Nos privan de los derechos, de las libertades o del trabajo. Recurriré, pero no espero nada", ha manifestado en declaraciones a TV3 recogidas por Europa Press en las que ha defendido que su ideología independentista no debería ser un impedimento para volver a su trabajo.

Vidal fue excluido temporalmente de la carrera judicial por haber participado en los trabajos de elaboración de una constitución catalana y, estando ya apartado, se presentó como candidato al Senado por ERC.

Siendo senador, se publicaron unas polémicas declaraciones suyas en un acto en el que revelaba que el Govern tenía datos fiscales de los catalanes de manera ilegal: luego se desdijo, pero dejó el acta en el Senado y está siendo investigado por el Juzgado 13 de Barcelona.

Vidal ha explicado que creía en que podría volver a ejercer de juez, aunque no fuera en las mismas condiciones de cuando fue suspendido: "Confiaba en que como a máximo me dirían que no me quieren de juez en Catalunya y me enviarían a Galicia o Extremadura".

Total imparcialidad

Vidal lamenta no poder volver a la carrera judicial y asegura que podría "hacer perfectamente" de nuevo su trabajo con total imparcialidad y sin que su ideología independentista influyera en los veredictos.

Recuerda que antes de ser suspendido era magistrado de sala de una audiencia penal, lo que significa que los temas que juzgaba eran asesinatos, homicidios y violaciones y, además, no lo hacía solo, sino que formaba parte de un tribunal colegiado con otros dos magistrados.

"Mi trabajo de juzgar lo hago con dos colegas más. No puedo hacer lo que me da la gana. Tenemos que consensuar el veredicto. Lo podría hacer perfectamente. Juzgamos asesinatos, homicidios, agresiones sexuales... ¿Qué tiene esto que ver con la ideología de una persona?", ha resumido.

Investigado

Sobre la investigación que se está llevando contra él, ha recordado que es a instancias de una querella interpuesta por Vox, "un partido neofranquista", y ha explicado que busca esclarecer si tuvo un papel clave en la elaboración de las conocidas como leyes de 'desconexión'.

Ha explicado que tanto él como el Carles Viver i Pi-Sunyer hicieron alguna aportación a las leyes en tanto que "juristas de un cierto prestigio", pero ha asegurado que en ningún caso fueron los impulsores y toda su participación fue estrictamente legal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos