El Supremo resolverá las cuestiones previas del 'procés' la semana antes de Navidad

El juez Manuel Marchena./
El juez Manuel Marchena.

El tribunal deberá pronunciarse sobre la admisión o no a trámite de las recusaciones formuladas por varios de los procesados contra el juez Marchena

EFEEFE

El Tribunal Supremo (TS) celebrará la vista para resolver las cuestiones previas planteadas por las defensas de los 18 acusados en la causa del 'procés', entre las que figura la competencia del alto tribunal para enjuiciar los hechos, la semana antes de Navidad, entre el 17 y el 21 de diciembre.

Se trata del último paso para que el Supremo enfile ya el juicio contra los acusados que previsiblemente comenzará a mediados de enero y con Manuel Marchena presidiendo el tribunal tras su renuncia a ponerse al frente del Poder Judicial.

Fuentes jurídicas consultadas por Efe explican que la presentación este lunes de los denominados artículos de previo pronunciamiento -equivalentes a las cuestiones previas- por parte de algunas de las defensas tiene una doble consecuencia. Esta no es otra que dejar en suspenso el plazo de diez días para presentar los escritos de defensa hasta no resolver esas cuestiones previas en una vista oral.

Dicha vista se celebrará antes de la semana de Navidad, entre el lunes 17 y el viernes 21 de diciembre, puesto que la tramitación de dichas cuestiones conlleva alrededor de un mes, según las fuentes.

Una vez el tribunal falle al día siguiente de la vista, comenzará a contar nuevamente el plazo para presentar esos escritos de defensa, aunque solo dispondrán ya de siete días, puesto que de esos diez días concedidos el pasado lunes, tres corresponden a la remisión de los escritos sobre los artículos de previo pronunciamiento, que las defensas presentaron ayer.

Todo ello siempre y cuando la Sala no acepte la petición cursada por algunas de las defensas de ampliar a 30, e incluso 90 días, el plazo para la presentación de esos escritos al alegar que las acusaciones dispusieron de tres meses para entregar sus calificaciones provisionales.

Paralelamente, el Supremo deberá pronunciarse sobre la admisión o no a trámite de las recusaciones formuladas por varios de los procesados, entre ellos Oriol Junqueras, contra el juez Manuel Marchena, al que acusan de parcial por sus supuestos vínculos con el PP a raíz de su candidatura fallida para presidir el CGPJ.

Así, la Sala que enjuiciará los hechos puede rechazar de plano las recusaciones o, por el contrario, tramitarlas y nombrar un instructor, por lo que sería la denominada Sala del 61 la encargada de resolver esta cuestión, si bien las fuentes no creen que las recusaciones lleguen tan lejos.

Su tramitación no conlleva la paralización o suspensión del procedimiento ni de la vista oral de las cuestiones previas, de la misma manera que Manuel Marchena seguirá presidiendo la Sala aun cuando se estuviera tramitando un incidente de recusación contra él, recuerdan las fuentes.

 

Fotos

Vídeos