Susana Díaz esconde la fecha de las elecciones andaluzas

Susana Díaz posa tras una entrevista. /Antonio Prado
Susana Díaz posa tras una entrevista. / Antonio Prado

Dice que las convocará «cuando ya sea imposible» que el Gobierno «tome decisiones»

CECILIA CUERDOSevilla

Andalucía irá a elecciones anticipadas este otoño, aunque la presidenta de la Junta, Susana Diaz, sigue sin decir cuándo. «Tendré que convocar elecciones cuando el Gobierno no pueda seguir tomando decisiones» por carecer de mayoría parlamentaria, aseguró en una entrevista en la radio pública. No obstante, demostró que la maquinaria socialista está ya en modo precampaña y no dudó en apelar a los votantes de IU y de izquierdas en general para lograr una mayoría «amplia y sólida» que le permita gobernar sin ataduras.

La presidenta autonómica y secretaria general del PSOE andaluz volvió a referirse a las «prisas» del líder nacional de Ciudadanos, Albert Rivera, para precipitar la ruptura del acuerdo de legislatura «cuando hace unas semanas reconocían el alto grado de cumplimiento». «No es creíble», apuntó, «lo que hay detrás es otra cosa», en alusión a los intereses electorales de Ciudadanos y sus aspiraciones por lograr unos buenos resultados que permitan relanzar al partido en los comicios municipales e incluso en un hipotético adelanto de las generales. Objetivos evidenciados, dijo, en las palabras pronunciadas por el líder naranja este fin de semana de que «quien quiera ganar en España tiene que ganar en Andalucía». «Cuando no se pueda hacer todo lo que hay que hacer habrá que convocar, pero no cuando crea (Albert) Rivera», zanjó Díaz.

En cualquier caso, insistió en que la comunidad tiene presupuestos en vigor hasta diciembre y que quedan muchos proyectos por sacar adelante, tanto en este año como en el próximo, para el que aspira a tener unas cuentas «expansivas» y de crecimiento. «Da igual que se aprueben tres meses antes o después». Eso sí, dejó entrever que su campaña contendrá guiños a los votantes de izquierdas, especialmente de IU que puedan estar descontentos con la «absorción» por parte de Podemos. Su objetivo es lograr una mayoría de izquierdas, dijo, «fundamental para garantizar el estado del bienestar». Una estrategia de arañar votos a la confluencia que encabeza la formación morada y que hagan innecesaria la entrada de Ciudadanos en el Ejecutivo.

En esa línea se pronunciaba también la diputada y secretaria de Movimientos Sociales y Diversidad, María Márquez, quien cargaba contra la agrupación de Podemos-IU, «una izquierda que se autodenomina como verdadera, como auténtica, y que ha dejado huérfanos a los votantes y simpatizantes de Izquierda Unida, es la primera vez que Izquierda Unida no se presenta en las elecciones en la historia de la democracia».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos