Sánchez acusa a PP y Cs de «alimentar a la ultraderecha»

La presidenta regional de Andalucia, Susana Díaz, interviene en la reunión del Comité Director del PSOE-A. / EP

El líder del PSOE da su respaldo a Susana Díaz como candidata a la Junta de Andalucía: «estamos contigo»

CECILIA CUERDOSevilla

El presidente del Gobierno Pedro Sánchez ha arremetido este sábado desde Sevilla contra PP y Cs por «abrazarse a la radicalidad y la crispación» y «abandonar la moderación», una actitud que a su juicio solo sirve para «alimentar a la ultraderecha». Por ese motivo, ha emplazado al líder del PP, Pablo Casado, para que explique «cuáles son esos valores esenciales» que dice compartir con partidos como Vox, «porque nosotros, ninguno», ha dicho. Además, ha emplazado a ambas fuerzas a que apoyen los Presupuestos Generales del Estado porque sus medidas son «urgentes y viables», animándolos a que no hagan oposición «a costa del bienestar de los ciudadanos».

En un multitudinario acto en Sevilla, Sánchez ha expresado su apoyo a la candidata del partido a la Junta de Andalucía, Susana Díaz, que aspira a revalidar su mandato aunque sea con ayuda de otras formaciones, como pronostican los sondeos. Ante un millar de personas entregadas, con gritos de «presidente, presidente», se ha fundido en un abrazo con la andaluza, dando por cerrada la etapa de rivalidad entre ambos y demostrando que necesitan llegar a los comicios como una fuerza unida y sin fisuras.

En su intervención, Sánchez se ha referido al PSOE como una formación cuyo compromiso con los ciudadanos se condensa en la Carta Magna. «Cuando se habla de dignidad, igualdad, libertad y democracia estamos hablando de justicia social. Ahí está la síntesis y el corazón que late de la propuesta política del PSOE», ha aseverado, asegurando que «defendimos la constitución y el Estado desde la oposición, y los defenderemos desde el gobierno». «Otros no pueden decir lo mismo», ha dicho, asegurando que esa defensa se hace apoyando «todos y cada uno de los artículos de la Constitución, tanto los que gustan como los que no gustan».

En este punto, Sánchez ha lamentado que PP y Cs contribuyan a «alimentar a la ultraderecha» al abandonar la moderación y abrazar la «radicalidad, la crispación y la falta de ideas». «Antes vetaban desde el gobierno y ahora desde la oposición», ha reprochado, centrando sus críticas en los populares y su líder, Pablo Casado. Así, ha explicado que «los proyectos políticos evolucionan o involucionan», y que el rechazo de éste a por ejemplo a hablar de la eutanasia por ser un debate artificial «demuestra ignorancia y falta de empatía, y nada de eso es bueno en política».

Para Sánchez, mientras estas formaciones «hacen agua y eses, porque no saben dónde van», su gobierno se mueve «con paso firme para lograr una mayoría política y social para seguir avanzando». «Nosotros gobernamos en coalición con la mayoría social», ha defendido, Se ha referido incluso a las críticas al nivel educativo de los niños andaluces realizadas el pasado viernes por la exministra Isabel García Tejerina. «Pierden el poder y pierden los papeles», les ha espetado el líder socialista, lamentando que «no supieron gobernar y no saben hacer oposición». «A este paso van a tener tiempo suficiente para aprenderlo», ironizó.

Pero el grueso de su intervención ha estado dedicada a mostrar unidad con el PSOE andaluz, señalando que ha sido la formación que ha «aportado cohesión y vertebración» al partido socialista. «Sois el espejo en el que nos miramos los socialistas de España», ha dicho en alusión a las políticas puestas en marcha en la región frente a los recortes promovidos por el PP en el gobierno central. «Tienes a todo el partido contigo, detrás, a tu lado, acompañándote con generosidad, con cariño, con compromiso y con toda la fuerza para que vuelvas a ganar las elecciones en Andalucía», le ha dicho a Díaz.

La baronesa andaluza, por su parte, ha agradecido el respaldo del secretario general de su partido, de cuya mano ha subido al escenario para fundirse en un abrazo. Díaz, que aspira a revalidar el poder del PSOE andaluz al frente de la Junta después de 36 años de gobierno, ha asegurado que llega a la cita con los «deberes hechos» y reivindicando las políticas de defensa del estado del bienestar «y que ponen a las personas por delante» puestas en marcha en los últimos tres años, lo que le ha llevado a presentarse como la «auténtica izquierda».

Díaz ha reivindicado la necesidad de anteponer a los ciudadanos frente a quienes solo buscan el bloqueo y la inestabilidad con la vista puesta en sus intereses electorales. Es más, ha defendido una campaña «en positivo y con alegría», frente a los «cenizos» que embarran el debate de propuestas. «Pregonan el apocalipsis», ha dicho, pero al día siguiente de las elecciones «plegarán sus maletas para volverse a Madrid», ha señalado en alusión en alusión al desembarco de líderes nacionales del PP y Cs en Andalucía. Se ha referido además a las palabras de Tejerina, subrayando que solo tiran del insulto quienes no tienen ideas políticas que ofrecer. «Que nadie crea que el insulto a Andalucía es un regalo al PSOE andaluz, porque lo que es malo para Andalucía siempre será malo para el PSOE andaluz», ha zanjado.

 

Fotos

Vídeos