Torra propone una triple alianza ibérica de estados independientes entre España, Portugal y Cataluña

Quim Torra./EFE
Quim Torra. / EFE

El presidente de la Generalitat se declara en Lisboa culpable del 1-O

CRISTIAN REINOBarcelona

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha afirmado esta tarde en Lisboa, donde ha pronunciado una conferencia en el ISCTE-Instituto Universitário de Lisboa que la única solución para resolver la cuestión catalana pasa por ejercer el derecho de autodeterminación. «La autodeterminación es la clave para un futuro conjunto, basado en la democracia y el respeto mutuo», ha asegurado. A su juicio, «el futuro de la Península Ibérica no es sólo una plurinacionalidad, lo que es innegable, sino una pluralidad de estados independientes».

Así, ha propuesto una triple alianza ibérica, entre los estados de Portugal, España y una eventual Cataluña independiente. «Una alianza de naciones ibéricas para el progreso democrático», según ha afirmado. «Una alianza de iguales, mirando hacia el futuro y con una mayor cooperación en todos los ámbitos«, ha explicado. «El potencial de la Península Ibérica no acabará de desarrollarse mientras los derechos de Cataluña como nación sean suprimidos», ha señalado. El pueblo y el Gobierno de Cataluña, ha dicho, «merecen los mismos derechos que Portugal o España para abordar los cambios del siglo XXI con las herramientas adecuadas de un estado independiente».

A la opinión pública portuguesa le ha señalado que «el silencio no es una opción» y ha denunciado que «permitir la existencia de presos políticos y exiliados en la UE es un precedente que tendrá consecuencias graves para el futuro de la Unión», porque «otros países pueden seguir el ejemplo de Madrid si Bruselas y las capitales europeas no defienden los derechos humanos».

En este contexto, ha señalado que en este «tiempo de creciente autoritarismo, defender el derecho a la autodeterminación de Cataluña es en el interés geopolítico de Europa», porque «mientras haya presos políticos, exiliados y los derechos del pueblo catalán sean negados, la puerta permanecerá ampliamente abierta para que los países autoritarios se sientan justificados a reprimir sus minorías nacionales».

En relación a la intención de la Abogacía del Estado de imputar votantes del referéndum del 1 de octubre, ha asegurado que «si son culpables, yo también lo soy, porque también voté en el referéndum». «Si votar es un delito, soy culpable; si defender la democracia es un delito, soy culpable; si defender el derecho a la autodeterminación es un delito, soy culpable», ha rematado.

Más información: